Merlo: los trabajadores de la Clínica Provincial paran en defensa del salario

Escribe Julio Cesar Gudiño

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el medio de una aceleración de la inflación causada por tarifazos varios y devaluaciones, las patronales de la salud privada anunciaron que no pagarán los aumentos paritarios pactados recientemente con FATSA porque el "acuerdo no fue homologado por el Ministerio de Trabajo" (infobae.com, 30/11).

Las paritarias en cuotas firmadas por la burocracia de enero a diciembre de este año no superan el 140% cuando la inflación acumulada tendrá un piso de 180% que podría ser más según la magnitud del golpe devaluatorio y liberación de tarifas que anuncia el presidente electo (Milei).

La provocación abierta de las patronales motivó que la burocracia de sanidad (ATSA) declare un "estado de alerta y movilización" para evitar que los obreros deliberen y vayan a la huelga en defensa del salario y las paritarias.

En este marco general, los trabajadores de la Clínica Provincial, apoyándose en la crisis abierta entre las patronales y la burocracia, decidieron en asamblea parar por 12 horas el 1 de diciembre en reclamo del pago de salarios atrasados (mes de octubre), por la percepción de salarios del 1º al 4º día hábil de cada mes y por el cumplimiento de los acuerdos salariales paritarios. El pago de los salarios en cuotas es una política sistemática de la patronal de la Provincial, que practica desde hace más de un año y medio con la complicidad de la burocracia de ATSA seccional oeste. Esta situación, en el marco de una aceleración de la inflación, afecta terriblemente la vida cotidiana de las familias de los trabajadores, que no pueden satisfacer sus necesidades más elementales como el pago de alquileres y la alimentación misma.

La empresa refiere no poder pagar los salarios porque las obras sociales retacean los pagos. Sin embargo, la Clínica explota de trabajo y están cerrando un acuerdo de exclusividad con IOMA. Con la misma mecánica, las cámaras empresarias como CEMPRA y ADECRA arguyen no poder pagar los aumentos paritarios firmados en reclamo de mayores subsidios del estado (FESCAS), exenciones impositivas (reducción de cargas patronales) y de un tarifazo en los precios de las prestaciones que oscilan entre el 50% y 60%.

Rodeemos de solidaridad está lucha en defensa del salario y de las paritarias. Por la cancelación de todas las deudas salariales y por el pago de los salarios en tiempo y forma.

Suscribite a Política Obrera