Gaza: EE.UU. veta en el Consejo de Seguridad cese del fuego

Escribe Norberto Malaj

Tiempo de lectura: 2 minutos

Por tercera vez en su historia desde la Segunda Guerra Mundial, el secretario general de Naciones Unidas invocó el artículo 99 de su carta orgánica para advertir que “la paz y la seguridad internacionales” están amenazadas. Un día después, el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas trató el pedido del cese del fuego inmediato en Gaza, a lo que EE.UU. hizo valer su poder de veto.

Antonio Guterres denuncia el “inminente colapso total del orden público debido a las condiciones desesperadas” en Gaza. Aun asi, el pedido “provocó la furia del canciller israelí, Eli Cohen, quien acusó a Guterres de ser un ´peligro para la paz mundial´ y de brindar ´apoyo a la organización terrorista Hamas´” (La Nación, 8/12).

La barbarie sionista en Gaza y en Cisjordania -donde desde principios de año han sido asesinados 473 palestinos por efectivos israelíes- ha impulsado inmensas movilizaciones internacionales en solidaridad con el pueblo palestino. Como ha sido denunciado, “el ritmo de matanza de palestinos por parte de Israel ha tenido pocos precedentes en este siglo. Barrios enteros han sido arrasados; hospitales atacados; 1,7 millones han sido desplazados; y el hambre se ha utilizado como arma de guerra. En lugar de responsabilizar al Israel del apartheid, Occidente ha seguido armándolo y dándole cobertura política a su genocidio” (The Bullet, 8/12).

El viernes Netanyahu amenazó a Hezbolla, “si decidiera iniciar una guerra conjunta, en poco tiempo convertiría Beirut y el sur del Líbano en Gaza y Khan Yunis”. Mientras tanto, los colonos que gobiernan Israel se han lanzado al asalto del Monte del Templo en Jerusalén. El jueves “la policía israelí dio luz verde a una marcha de extrema derecha para exigir el 'pleno control judío' sobre el Monte del Templo” (Sam Sokol, Haaretz, 5/12).

En el Monte del Templo se asienta la famosa mezquita Al Aqsa bajo control de Waqf. La derecha sionista quiere arrancarle el control del Monte a esta fundación islámica. Uno de los grupos ultraderechistas, Beyadenu, que organizó la marcha, declaró: "No ganaremos esta guerra sólo en Gaza" y criticó a "los nazis y sus amigos en el Waqf" (sic).

Al amparo de la guerra, Israel acaba de aprobar un nuevo asentamiento ilegal en Jerusalén Oriental ocupada que comprende 1.738 unidades de vivienda. Los colonos que usurpan la tierra palestina en Cisjordania arrancan olivares y hostigan palestinos sin ningún subterfugio. El ministerio de Seguridad de Israel bajo la conducción del colono fascista Ben-Gvir “repartió armas como caramelos” en los asentamientos “a personas sin ningún entrenamiento”. Todo esto provocó la renuncia, en disconformidad, del jefe del Departamento de Licencias de Armas de Fuego (Haaretz, 4/12).

En uno de sus mortales raids aéreos, en el campo de refugiados de Jabalia, en el norte de Gaza, Israel mató a decenas de personas, incluidos 22 familiares del reportero de Al Jazeera, Moamen Al Sharafi.

En el norte de Gaza, el centro de ambulancias fue detenido debido al agotamiento del combustible para los vehículos y al cierre de los hospitales. Está imposibilitada así la evacuación de heridos y muertos, según afirmó la Sociedad de la Media Luna Roja Palestina.

LEER MÁS:

Palestina: el fin de la ‘tregua’ y la segunda fase de la guerra de exterminio Por Norberto Malaj, 02/12/2023.

Suscribite a Política Obrera