20 de diciembre: por aumento general del 100% de salarios, jubilaciones y asignaciones sociales

Impulsemos autoconvocatorias, plenarios y coordinaciones de lucha. Apoyo incondicional a la lucha del pueblo palestino.

Tiempo de lectura: 4 minutos

El presente texto fue enviado a todas las organizaciones convocantes a la movilización del 20 de diciembre para la discusión de documento que se leerá en el acto que se realizará en Plaza de Mayo.

En este 19 y 20 de diciembre, celebramos un nuevo aniversario de la rebelión popular. Tuvo lugar bajo el emblema “piquetes y cacerolas, la lucha es una sola”. Fue un levantamiento contra el estado de sitio declarado por Fernando de la Rúa y por el derecho a manifestar de día, a la medianoche y a la madrugada. Fue una insurgencia contra la confiscación de ingresos y de ahorros, como se repite ahora con una megadevaluación y una serie de tarifazos.

Entonces el pueblo ganó las calles sin esperar las órdenes que nunca llegarían de los aparatos de los partidos y de la burocracia. Las calles de las principales ciudades del país se poblaron de Asambleas Populares. Como todo acontecimiento histórico, el Argentinazo marcó un hito y un derrotero. Las clases explotadoras y sus políticos, de la casta o libertarios, han vivido las últimas dos décadas bajo el acecho de una nueva rebelión popular.

Las medidas anunciadas, primero por Javier Milei y luego por Luis Caputo, constituyen una de las mayores redistribuciones regresivas del ingreso nacional, una expropiación lisa y llana de la economía de los trabajadores. El único precio ‘relativo’ que no fue aumentado por este asalto económico es el de la fuerza de trabajo –activa y retirada-.

Milei y Caputo han desencadenado una hiperinflación. La megadevaluación ha aumentado en un 120 % el valor en pesos de la deuda pública. Ha destruido el presupuesto fiscal y agravado el déficit potencial. El pago de intereses del Tesoro a la parasitocracia criolla ha crecido al punto que deberá ser refinanciada. Patricia Bullrich, la infortunada ministra de Trabajo de De la Rúa, no ha aprendido nada. Quiere repetir el escenario de represión de su antecesor en el cargo, el radical Mathov, condenado por las muertes que propiciaron las fuerzas federales de entonces, sin patentes a la vista.

El protocolo de Bullrich tiene antecedentes. Es precedido por las leyes represivas sancionadas por gobernadores –como el radical Gerardo Morales en Jujuy y el massista Gustavo Sáenz en Salta-. Esta escalada represiva recoge los intentos que intentan imponer los gobiernos de la OTAN contra las manifestaciones multitudinarias en sus países en contra del genocidio sionista en Gaza. Responde a ese mismo propósito, que permita convertir a Argentina en un cómplice de la masacre palestina. El gobierno de Milei busca un punto de apoyo en esa línea internacional, como lo demuestran las designaciones en lugares centrales del aparato de Seguridad y Espionaje.

Las burocracias sindicales de la CGT y de la CTA sólo han emitido expresiones de condolencia a las familias trabajadoras de Argentina. Al igual que en 2001, donde una y otra se expresaron en contra de la rebelión popular.

Compañeras y compañeros: hace casi cincuenta años, el gobierno de Isabel Perón ponía en marcha un golpe de Estado económico que se conoce como “Rodrigazo”, acompañado de una clausura de las paritarias. En cuestión de horas y días, una huelga general autoconvocada desde los cuerpos de delegados de las grandes fábricas se extendió por el país. Es necesario recuperar esa tradición y poner la iniciativa política en manos de las asambleas, los delegados electos y las Coordinadoras de trabajadores.

Los anuncios oficiales han encerrado al pueblo de Argentina en una cárcel económica y tirado las llaves. No hay vuelta atraś de esta confiscación social exponencial. Hay que mirar hacia adelante y de frente.

  • Por aumento general del 100 % de salarios, jubilaciones y asignaciones sociales, como aumenta el dólar, la nafta, la luz y el gas, los alquileres, los servicios de salud, la educación.
  • Convocatoria inmediata a paritarias.
  • Abajo las reformas laborales y jubilatorias.
  • Defensa irrestricta de las libertades democráticas y del derecho de huelga. Arresto y encarcelamiento a los ejecutores materiales e intelectuales de acciones represivas. Absolución inmediata de César Arakaki y Daniel Ruiz.
  • Apoyo incondicional a la lucha del pueblo palestino. Cese inmediato del fuego en Gaza, retiro de las fuerzas armadas sionistas.
  • Impulsemos autoconvocatorias, plenarios y coordinaciones de lucha, para decidir por nosotros mismos el camino a seguir y los métodos de lucha.

LEER MÁS:

El ´protocolo´ represivo de Patricia Bullrich es ilegal e inconstitucional Por Emiliano Fabris, 15/12/2023.

100% de aumento para salarios, jubilaciones y asignaciones sociales Defendamos las libertades y el derecho a luchar. Política Obrera, 15/12/2023.

El debate por la movilización del 20 de diciembre Por Federico Fernández, 12/12/2023.

El 19 y 20 de diciembre movilicémonos por el cese del fuego en Gaza y en Ucrania y por el retiro del ejército sionista de todos los territorios ocupados Carta abierta a los luchadores y a las organizaciones, 09/12/2023.

Suscribite a Política Obrera