Morales pone en disponibilidad a estatales precarizados

Escribe José Mendoza

Tiempo de lectura: 2 minutos

Morales anunció en el marco de los informes del COE, el “estado de disponibilidad” de toda la planta de trabajadores del estado para “colaborar” en tareas sanitarias y garantizar la cuarentena, en el marco de la emergencia por el coronavirus, exceptuando los trabajadores que se encuentra como población de riesgo.

Es lo que ya venía ocurriendo en diferentes sectores bajo la dirección de los ministerios. Por ejemplo, el ministerio de Educación hace dos semanas que está enviando a trabajadores administrativos y de maestranza a “gestionar la cuarentena del Edificio N°1 del IVuJ- Alto Comedero”, donde deben velar por la seguridad y control de los que allí realizan la cuarentena. El memorándum dispone turnos rotativos para cubrir las 24 horas los siete días de la semana.

Deuda Sí, aumento salarial No

El gobierno provincial ha aprovechado la cuarentena para dejar sin aumento salarial alguno a los estatales jujeños. No pagó los míseros $4.000 a principio de año como se pagaron en otras provincias, ni ha convocado a los gremios para discutir la paritaria. Esta “vuelta a la actividad" se hace en peores condiciones salariales, más aún si se tiene que la inflación en Jujuy ha sido más alta que la ascendente inflación nacional.

La legislatura jujeña, con anuencia del oficialismo y el PJ, aprobó un endeudamiento por $6.000 millones de pesos para pagar salarios, pero de un aumento ni hablar. Por el contrario, Morales impuso un recorte a los docentes aun después de que iba a ser un sector “privilegiado” por el gobierno, junto a la salud y las fuerzas de seguridad.

A ningún trabajador se le escapa que está “en carpeta” un ajuste sobre los estatales ya sea por la vía de la reducción de personal (suspensión o no renovación de contratos) o de recortes salariales. La idea de un recorte salarial estaba en los proyectos de Morales, pero reculó frente al rechazo que recibió esa medida en Salta, al punto que obligó al gobernador Sáenz a retrotraerla en cuestión de horas. Por lo pronto, ha recortado adicionales a los estatales en nombre de reducir los salarios a sus funcionarios.

¿Tareas esenciales? Definamos los trabajadores

El gobierno de la provincia todavía no ha publicado ningún protocolo que fije qué tipos de tareas son las establecidas para que realicen los trabajadores. Por ejemplo, se está enviando trabajadores como refuerzo de seguridad en instalaciones donde los jujeños que vuelven a la provincia deben permanecer en cuarentena Los trabajadores que están asistiendo al control y cuidado de los obreros golondrinas no reciben ningún tipo de protocolo sanitario, ni ropa adecuada, ni barbijos ni siquiera alcohol en gel, como tampoco se les reconoce el transporte para llegar al lugar, que tiene que ser costeado por los mismos trabajadores. La burocracia sindical del FAG (Frente Amplio Gremial) no ha abierto la boca sobre nada de esto. Los trabajadores estatales debemos poner en debate la pertinencia de las nuevas tareas que nos quieren incorporar.

Determinar nosotros si son efectivamente esenciales, o es una excusa del gobierno para tenernos “cortito”. E incorporar un pliego reivindicativo bajo cuáles condiciones vamos a realizar estas tareas si las consideramos necesarias:

Cumplimiento de la cuarentena para todas las tareas no esenciales sin recorte salarial ni represalias. Respeto de la misma para los empleados que sean población de riesgo. Entrega de equipamiento de trabajo adecuado para la prevención de contagios para quienes prestan servicio. Aumento salarial de emergencia ya. Pase a planta de los contratados. Por protocolos de cuidado sanitario discutido con los trabajadores en cada dependencia estatal. Elección de delegados en cada dependencia en base a asambleas de base para no dejar pasar ninguna medida anti obrera del gobierno.

Suscribite a Política Obrera