Asambleas en el hospital de Pergamino

Escribe Lucas Giannetti

Tiempo de lectura: 3 minutos

El jueves 23 ingresó al hospital de Pergamino un paciente con sintomatología que hizo que se activara el protocolo para caso de Covid - 19. Previa consulta al comité de epidemiología del hospital y a las autoridades de la Región Sanitaria IV, los médicos que se encontraban en funciones en ese momento decidieron realizar un hisopado al paciente. Ante el accionar del personal médico, la dirección del hospital interzonal emitió un comunicado que planteaba una posible sanción al médico que realizó el hisopado.

Los directores del hospital salieron al cruce de los médicos que activaron el protocolo, aduciendo que se habían transgredido todas las medidas que se deben tomar ante una situación de estas características. La dirección del hospital, por su parte, planteó que los médicos pasaron por encima al Comité de Crisis, el cual se debería encargar de determinar si se implementa el protocolo o no. Los directores siguieron con el ataque aduciendo que el accionar de los médicos había creado incertidumbre entre los trabajadores del hospital.

Ante esta situación, el sábado por la mañana, médicos y trabajadores del hospital se autoconvocaron para deliberar en asamblea. Allí manifestaron la solidaridad a los médicos involucrados y repudiaron las posibles sanciones. El conflicto alcanzó relevancia nacional y la Sociedad Argentina de Medicina salió a respaldar por medio de un comunicado al personal médico. Ante la reacción de los profesionales, la dirección del hospital debió retroceder. El domingo se conoció un comunicado que descartaba posibles sanciones.

Las verdaderas incertidumbres

Las incertidumbres dentro de los hospitales se deben a que no están equipados con los elementos necesarios para afrontar una pandemia de estas características. Trabajadores de la salud se han manifestado en este sentido a lo largo y ancho del país, con asambleas y acciones callejeras, poniendo de manifiesto la precariedad sanitaria.

El hospital de Pergamino no escapa a la situación de la mayoría de los establecimientos sanitarios. La realidad de los becarios que han ingresado recientemente a trabajar basta como botón de muestra. Se encuentran en una precarización brutal. Cobrarán su “salario” recién en agosto, pero en lo inmediato deben realizar sus tareas con protecciones mínimas de seguridad e higiene. A esto hay que sumarle que los trabajadores que se encuentran en planta permanente no reciben los insumos necesarios -en principio barbijos- que ellos mismos deben proveerse.

El intendente Martínez (JpC) debe dar cuenta de la situación en la que se encuentran los Centros de Atención Primaria de la ciudad. Estos, que deberían ser la primera línea para detectar posibles casos de Covid -19, se hallan totalmente desfinanciados, sin insumos, ni personal apropiado, no pueden dar respuestas a los trabajadores de los barrios. El actual concejal de JpC y ex secretario de Salud de la ciudad, el Dr. Adrover, en el 2017, quiso llevar adelante el cierre de la Sala del Barrio Ameghino. La organización de los vecinos en asamblea logró tirar para atrás dicho cierre. La salud, en manos de estos personeros políticos de los capitalistas de la sanidad, va en dirección contraria de los intereses de los trabajadores. Llamamos a todos los trabajadores de la salud a solidarizarse y repudiar estos métodos intimidatorios.

Ante la rosca política y el avance de la pandemia, los trabajadores de la salud deben defender sus vidas con un programa que cumpla con todas las medidas necesarias:

Elemento de protección personal, equipamiento e insumos en todos los hospitales y centros de salud. entrega inmediata de barbijos, cofias, camisolines y la totalidad de los insumos imprescindibles. Testeos sistemáticos y regulares al personal sanitario. Reconocimiento del Corona virus como enfermedad laboral para todos los trabajadores del hospital. Reducción de la jornada laboral de 6 horas sin afectar el salario. Salario, ART, y obra social a concurrentes y becarios. Pase a planta permanente de Residentes de 3°, 4° año y jefes. Guardias pagas. Salario igual a la canasta familiar. Pase a planta permanente de todos los tercerizados y precarizados. Recomposición salarial. Paritarias YA. Bono de emergencia para todos los trabajadores del hospital, sin ataduras al presentismo. Conformación de comités de crisis votados en asambleas, con delegados y con poder de veto.

Suscribite a Política Obrera