“No podemos esperar al 24 para defendernos “

Natalia Rossi, delegada de Bagley Villa Mercedes. “Lo de la CGT es una cortina de humo; vamos a tener que salir a pelear y organizarnos los trabajadores desde nuestras bases”.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Natalia Rossi trabaja en Bagley Villa Mercedes, San Luis. Es delegada por cuarto mandato consecutivo de los trabajadores, en una de las fábricas más grandes del país, perteneciente al Grupo Arcor. Fue parte de la experiencia antiburocrática de la Lista Azul y Blanca. En el último tiempo, Natalia junto a otros compañeros de otras plantas viene impulsando la creación una nueva lista en la provincia, la Lista Naranja, que ha ganado elecciones de delegados en distintas fábricas.

PO: En San Luis, en el balotaje, arrasó el voto por Milei. En tu fábrica, con una larga experiencia antiburocrática como Bagley ¿se expresó esta tendencia de voto?

NR: Sí, acá en San Luis además se generó un hecho histórico: que fue elegido Poggi como nuevo gobernador, terminando con el gobierno de los Saa de más de 40 años. Hubo una tendencia a volcarse a lo nuevo, si bien Poggi ya había sido Gobernador, expresando la necesidad de votar a algo distinto para ver si era más esperanzador y si era la solución definitiva para tantos problemas que tenemos en Argentina a nivel económico.

PO: ¿Creés que hay relación entre el rechazo a la burocracia de los sindicatos con el voto por el cambio a nivel provincial y luego a nivel nacional?

NR: Creo que está ligado estrechamente. La gente está demostrando ya un hartazgo a los partidos políticos predominantes y a las instituciones que no se renuevan, que no cambian. De hecho, nosotros nos presentamos con la lista Naranja y todo este surgimiento de ideas que se están canalizando en estas expresiones nos terminó beneficiando. Y creo que también tiene sus razones la gente para demostrar e inclinarse a otras expresiones políticas. Creo que la sociedad ha perdido y ha ido transmutando y necesita encontrar nuevos líderes, necesita encontrar cambios de paradigmas, y bueno, muchas veces se están volcando a estas nuevas construcciones. Me parece que no todo lo viejo está mal pero hay algunos espacios políticos que por lo menos no coinciden con mi forma de hacer o plantear un futuro para mejorar las crisis sociales y económicas que tenemos como trabajadores, como seres humanos. Hay crisis ambientales, o sea, hay muchas cosas para replantearnos y me parece que deberíamos volvernos un poco más a otras formas de hacer política y no al autoritarismo y a la derecha que nos están proponiendo algunos sectores.

PO: Los trabajadores tienen sus razones pero las medidas anunciadas por Milei son en líneas generales un ataque contra la clase obrera ¿Cómo repercutieron entre los trabajadores de Bagley?

NR: Los compañeros en parte están como en un trance. Yo considero que muchos todavía no entienden todo lo que nos puede llegar a perjudicar al entrar en vigencia el DNU. Que, bueno, de hecho ya está. Pero en parte esta responsabilidad creo que es la falta de participación que nos han dado a las bases los sindicatos, las federaciones. Por eso te decía que la forma de hacer una política un poco más sustentable sería volver a permitirles y a generar la fuerza que tiene las bases y la participación de los trabajadores, en nuestro caso la parte sindical. De hecho, nosotros habíamos presentado en la última negociación de paritarias una nota para el sindicato de la alimentación pidiendo un congreso para que nos informaran cómo se vienen las negociaciones, dado de que ya las últimas paritarias no nos hacían partícipes y nos daban el resultado de la negociación por una nota y eso nos parecía completamente agraviante hacia nuestra representación dentro de la planta. Hoy vemos las consecuencias con este tipo de cosas porque los compañeros están sin conocimiento, no tenemos las formas aceitadas para poder trabajar, organizarnos y, bueno, justamente viene del mal manejo de tantos años de las burocracias sindicales.

PO: Conociendo por experiencia esos manejos de los sindicatos, ¿crees que pueden impulsar una lucha real contra el DNU? ¿Qué opinas del paro nacional convocado para el 24 de enero?

NR: Yo creo que la CGT está muy presionada por la opinión pública y lamentablemente lo va a usar como excusa para seguir en la inactividad que han tenido durante todos estos años. No van a hacer nada y lo peor de todo es que vamos a perder tiempo y la discusión que nosotros deberíamos estar planteando es la discusión sobre nuestros salarios que se vio fuertemente devaluada cuando impulsaron y blanquearon el dólar a 800 pesos. Entonces, creo que todo esto es una cortina de humo y vamos a tener que salir a pelear y organizarnos nosotros, los trabajadores de nuestras bases, como se han generado algunos focos combativos en distintas provincias. Me parece que es por ahí la manera.

Nosotros estamos impulsando un petitorio a la Federación (FTIA). Mandamos una carta firmada con los delegados de distintas comisiones internas pidiéndole que atiendan las necesidades de una recomposición salarial para todos los trabajadores del sector de la alimentación y también el hecho de defender nuestros derechos. El que más creo que nos perjudica además de la posibilidad de cambiar las jornadas laborales y el banco de horas, es el hecho de no tener la posibilidad de hacer huelga. Creo que es un hecho gravísimo a nuestros derechos como trabajadores y no podemos esperar hasta el 24 para salir a defenderlos.

LEER MÁS:

Un DNU contra las trabajadoras Elimina la doble indemnización por despido de las mujeres embarazadas y de las trabajadoras de casas particulares no registradas. Por Olga Cristóbal, 02/01/2024.

El FIT-U saluda el paro aislado de la CGT para dentro de un mes Por El Be, 29/12/2023.

Al DNU de Milei sólo lo para una huelga general Nota de tapa de Política Obrera N°85 edición impresa. Año 4 (2° época). Desindexa salarios y jubilaciones, pero indexa 700.000 millones de dólares de deuda pública. 25/12/2023.

Una contrarrevolución laboral con forma de decreto Por Marcelo Ramal, 21/12/2023.

Suscribite a Política Obrera