La jornada del 31 en Tucumán contra la ley ómnibus y el DNU

Escribe Alejandra del Castillo

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este 31/01 Tucumán también se movilizó contra la ley ómnibus y el DNU. La asamblea multisectorial de la cultura convocó a un cacerolazo cultural en la plaza Independencia y en torno a esta iniciativa convergieron ADIUNT, Ni Una Menos y las organizaciones de izquierda. Las altas temperaturas no impidieron que cerca de 3000 personas se dieran cita. ´

Los grandes ausentes, como a nivel nacional, fueron las organizaciones kirchneristas-peronistas y los sindicatos que están bajo su dominio. La llamada multisectorial “La patria no se vende”, furgón de cola de la CGT y que organizó la movilización del 24, no tiene próxima fecha de reunión. Estando en agenda el tratamiento en el Congreso de la ley ómnibus, habiéndose conocido el voto positivo de Jaldo y sus diputados, y la existencia de situaciones conflictivas en la provincia como despidos en el ANSES, decidieron pasar a cuarteles de invierno. Detrás de esta ausencia y silencio se evidencia su postración al gobierno provincial.

Pese a la convergencia, en la plaza no hubo una efectiva coordinación entre los distintos sectores presentes. La asamblea multisectorial de la cultura, quien tomó la iniciativa de organizar la jornada y viene a la cabeza de la lucha, estuvo atravesada por posiciones, defendidas por el PCR y ciertos sectores kirchneristas, para condicionar la presencia de ADIUNT y los partidos y organizaciones de izquierda en las iniciativas. No obstante, el 24 intentaron llevar la asamblea al escenario de la CGT y la multisectorial. De esta manera buscan regimentar y llevar a la asamblea a un terreno de regimentación y conciliación con los gobiernos y la burocracia sindical como lo hacen con todos los movimiento de lucha. Desde Política Obrera hemos rebatido estas posiciones, logrando que queden en minoría. Adiunt también se ha hecho presente en las acciones de la asamblea de cultura plateando la importancia de la coordinación.

El FITU, en lugar de dar la lucha política este 31, pero también lo hizo el 24, decidió hacer rancho aparte. Llevaron su sonido con la intención de hacer un acto a merced de lo que haga la asamblea de la cultura. Si bien en los hechos se terminó arreglando que primero tengan lugar las intervenciones artísticas y luego hagan su acto, esta posición muestra sus intereses de aparato y su seguidismo a la CGT en quien ponen las expectativas para la convocatoria al paro y el plan de lucha.

Este 1 de febrero está planteada una nueva convocatoria, como a nivel nacional, y desde Política Obrera vamos a intervenir defendiendo la importancia de las autoconvocatorias y las coordinadoras obreras para poner en pie una huelga general que tire abajo al gobierno golpista, el DNU y la ley ómnibus.

LEER MÁS:

Tucumán: Jaldo, el ´dialoguista´ Por Daniel Blanco, 25/01/2024.

Tucumán: el paro del 24 en Tucumán Por Daniel Blanco, 25/01/2024.

Tucumán: los trabajadores de la cultura ganaron las calles Por Anahí Rodríguez, 25/01/2024.

Suscribite a Política Obrera