Tucumán: movilizamos contra la represión y la votación ilegal de la ley ómnibus

Escribe Alejandra del Castillo

Tiempo de lectura: 2 minutos

Este 2 de febrero se autoconvocó una concentración en Plaza Independencia para repudiar la brutal represión en el Congreso y rechazar la ley ómnibus. En el horario ya se conocía la aprobación trucha del desconocido dictamen por mayoría. Estuvieron presentes delegaciones de La Poderosa, MST, la Darío Santillán Corriente Plurinacional, PTS, Adph, PCR, integrantes de la Asamblea Multisectorial de la Cultura y Política Obrera.

La convocatoria del 31 fue mucho más numerosa y contó la participación de más organizaciones y sectores independientes, pero como no hubo una coordinación efectiva no dejó planteada la continuidad de la lucha a sabiendas que el debate en el Congreso continuaba y que los sectores movilizados iban a hacerle frente a la represión. Como se desarrolló en otro artículo del periódico, la asamblea multisectorial de la cultura hizo su actividad y después el FITU y otras organizaciones hicieron un acto.

En las intervenciones que se realizaron en la plaza este 2 de febrero quedaron expuestos varios de los ataques que debemos enfrentar y que se suman a la ilegalidad constitucional del Congreso y la represión. La compañera de La Poderosa denunció la falta de entrega de alimentos por parte del Ministerio de Capital Humano. La semana que viene se quedan sin provisiones y no podrán funcionar los comedores y merenderos. El día anterior el Movimiento Evita, la CCC y la UTEP fueron a pedir una audiencia con la ministra Pettovello quien se negó a recibirlos en nombre que no atenderá a las organizaciones y que si atenderá a los pobres que vayan a tocarle la puerta. Luego fueron reprimidos con los mismos métodos del Congreso. Frente a tamaña afrenta queda planteada una movilización masiva al ministerio de Capital Humano.

Desde Política Obrera intervenimos planteando la ilegalidad de los aprobado en el Congreso y la derrota política del gobierno que con la represión intentó despejar las calles y no pudo. Esta decisión de sostener las movilizaciones desafiando el protocolo trucho y enfrentando a la Gendarmería y la Federal marca el camino a los sectores de trabajadores que inevitablemente se volcarán a la lucha como resultado del ataque a los salarios y el empeoramiento de las condiciones de vida. Desarrollamos el planteo de extender las autoconvocatorias y las coordinadoras y el camino de la huelga general para derrotar al gobierno y echarlo.

Se acordó volver a convocarnos el martes.

LEER MÁS:

La jornada del 31 en Tucumán contra la ley ómnibus y el DNU Por Alejandra del Castillo, 01/02/2024.

Suscribite a Política Obrera