Elecciones UBA: vamos con la bandera de la huelga general para echar al FMI y por un gobierno de trabajadores

Escribe Fede Fernández

Tiempo de lectura: 5 minutos

Hasta el próximo viernes 6 de septiembre se desarrollarán las elecciones para centros de estudiantes y consejeros en las 13 facultades de la UBA. La crisis de conjunto que sacude al país afecta directamente el proceso electoral: default nuevas corridas cambiarias, corralitos, incluso una caída del gobierno. Alberto Fernández, ganador de las PASO, se encuentra comprometido con el dilema de la ´gobernabilidad´, en medio de un derrumbe financiero y el temor de toda la clase capitalista a una acción de los trabajadores. Los estudiantes y los trabajadores, una vez más, pagamos la crisis cuando no somos los responsables de ella, sino sus víctimas. El estudiantado y la juventud tenemos la ocasión de poder convertirnos en un factor disruptor del poder político, como ha ocurrido tantas veces en la historia, en las rebeliones de 2016 y en el año pasado, o como el que han protagonizado las mujeres en la gigantesca movilización por el derecho al aborto. La necesidad de intervenir en defensa de la educación, la docencia y la no docencia, nuestro futuro, la tenemos. La juventud estudiantil puede jugar el papel detonante de una rebelión popular, en unidad con la clase obrera. La cuestión de impulsar una huelga general está planteada también para la Universidad y los colegios. Las camarillas radicales y peronistas de la UBA son extremadamente conscientes de que el estudiantado puede ser la chispa de una acción colectiva; sus lazos con el personal político del oficialismo y la oposición patronal son muy estrechos, incluso tienen un rol protagónico en la crisis política. La destrucción del plan de estudio de Ingeniería –Plan 2020, que las achica a 4 años– es el preámbulo de las reformas que se preparan en Arquitectura, Biología y todas las carreras. La resolución 1.254 que recorta los alcances de nuestros títulos y el Sistema de Reconocimiento Académico prefiguran estas privatizaciones. La agenda actual plantea el incremento del presupuesto universitario y la reapertura de las paritarias docentes. La FUBA, sin embargo, como la CGT, en lo sindicatos, caracteriza que las condiciones para luchar “no estarían dadas”. Fue la conclusión de la reciente reunión de Junta Ejecutiva, que decidió que cada Centro adopte las iniciativas que entienda conveniente. Los Centros, por supuesto, recogieron el hilo y decidieron que debían ocuparse de las elecciones universitarias y estudiantiles con exclusión de cualquier otro asunto. Las fuerzas políticas con actuación relevante en la Universidad, ya habían dejado en claro que, en esta crisis, su principal interés pasa por obtener los mejores resultados en las elecciones generales que deben tener lugar el 27 de octubre. Esta agenda excluyente tiene sus razones. Las prioridades de las agrupaciones que responden a los partidos patronales han quedado de manifiesto en Medicina, donde con el acuerdo de las autoridades han decidido no poner mesas de votación en el CBC. Curiosamente, la UJS 'oficial' no opuso resistencia a esta proscripción política, cuando sería la principal perjudicada. En Veterinaria, la misma UJS ocupó el lugar de los verdugos, al decidir prohibir la participación en las elecciones de centro de la Tendencia que actúa al interior del Partido Obrero. Veamos la situación que se presenta en distintas facultades.

Veterinaria

La novedad de estas elecciones es la presentación en la facultad de Veterinaria de una lista conformada por un desprendimiento del eVet (agrupación de la UJS oficial). Esta ruptura fue forzada por el aparato del PO que tomó la decisión de ir hasta el final con su política de expulsiones. No contentos con pretender echarnos del partido promovieron el mismo método en la agrupación y en el propio centro de estudiantes –en la comisión directiva del centro sumaron para esta proscripción el voto… ¡del macrismo! Han expulsado compañeros constructores históricos de los espacios y las comisiones. Frente a esto hemos constituido una nueva lista “Veterinaria en lucha” que tiene como función recuperar las mejores tradiciones de organización en la facultad. Hoy el eVet actúa como una cáscara vacía y burocrática que llegó al extremo de ¡proscribir! a esta nueva lista en las propias elecciones de centro. Mientras "Veterinaria en lucha" se presenta en Consejo, pretenden excluirnos del gremio con medidas que los colocan por detrás de la propia Ley de Asociaciones Sindicales. Estos métodos ajenos a la democracia estudiantil están recogiendo un importante repudio entre los estudiantes de Veterinaria.

Filo y Psico

En ambas facultades nuestra tendencia ha luchado por hacerse un lugar en las listas de la izquierda. La actitud liquidadora de la UJS oficial –pretendiendo expulsarnos– fue repudiada por una parte del activismo y por las propias organizaciones de las listas. En Filosofía, con este fin ruin, se despacharon públicamente con una campaña de descalificaciones personales, que es repetida sin pruebas ni explicaciones, como lo han hecho los aparatos en descomposición en todo el curso de la historia. La manera que encuentra el oficialismo partidario de abordar las diferencias políticas es perversa. Nos imputan una relación con sectores que salieron y se formaron en las propias filas del PO, sin asumir la menor responsabilidad en su calidad de dirección. Son difamaciones que caen, por eso, sobre sus propias cabezas. En Psicología, el PTS ´cedió´ un lugar en las listas de la izquierda, para sortear el ultimátum del aparato contra la posibilidad de nuestra participación en las listas de la UJS o en las frentistas. Nuestra participación en ambas elecciones será el puntapié para desarrollar una orientación de lucha al interior de las listas.

Exactas y FADU

En Ciudad Universitaria, donde se encuentran estas facultades, los militantes de la Tendencia del Partido Obrero se encuentran ante el caso excepcional de que aún no han sido expulsados del partido, en el marco de una política de aislarlos y desmoralizarlos. La explicación para este caso ‘especial’ es que nuestra presencia en esas facultades es lo que ha evitado la disgregación de las agrupaciones. En la FADU somos parte de "En Perspectiva" con el objetivo de recuperar el importante lugar que supo conquistar la izquierda en la facultad. En Exactas nos jugamos de lleno a ganar el centro de estudiantes a La Mella (FEM) y colocarlo como un factor de organización y de lucha. La Tendencia del Partido Obrero avanza a pasos acelerados en la reconstrucción de la UJS y en la defensa de las posiciones conquistadas en la FUBA.

Una política para la juventud

La lucha de nuestra tendencia por recuperar a la UJS y al PO hacia una orientación revolucionaria se juega una gran parada esta semana. El aparato que controla a la UJS ha desembozado toda una ´estrategia´ sin principios que los lleva a acuerdos incomprensibles con fuerzas del régimen. En Agronomía vuelve a repetir el frente con los K, esta vez, luego de un año de convivencia infructuosa y con la certeza de que la conducción del centro va a integrar el gobierno de Alberto Fernández. Estos son los que nos acusan de ‘funcionales’ a los K. En Medicina, con el argumento de enfrentar a la derecha de Nuevo Espacio (Franja Morada) se licúa completamente el carácter de izquierda y combativo de la lista de la UJS. No existe delimitación con el kirchnerismo ni siquiera en el momento en que sus personeros en la facultad han pactado con Nuevo Espacio (macrismo ‘radical’) una elección amañada para desplazar a la UJS del CECIM. La propia co-presidencia en la FUBA lejos de cumplir la promesa de “lucha implacable contra el nacionalismo”, como reza la grandilocuencia oficialista, sirvió como una ´escuela´ preparatoria para esta adaptación política. La coincidencia entre la UJS y la Cámpora en no promover un plan de lucha frente a la crisis nacional (ese mismo plan de lucha que reclaman a la burocracia de los sindicatos) es el resultado de un año entero de componendas entre ellos. En nuestra Tendencia hemos discutido adaptar la campaña por una huelga general a las universidades y colegios, con el planteo de acciones parciales de ocupaciones de centros de estudios y paros, para impulsar la expulsión del FMI, salarios y jubilaciones mínimas iguales a la canasta familiar, triplicación del presupuesto de educación (bajo control obrero-estudiantil), y desarrollar una campaña de propaganda por una Constituyente Soberana. La democratización de la Universidad y la enseñanza y la consecuente expulsión del régimen de camarillas que la gobierna, tiene que volver a ponerse en el centro de la lucha de la FUBA. La Tendencia en la UJS participa de las elecciones universitarias y estudiantiles, en primer lugar reclamando nuestra presencia en la UJS, en las listas de izquierda y, sin vacilar, en forma independiente. La misión histórica de la UJS ha sido desarrollar en la juventud una consciencia y una militancia socialista, de ningún modo medrar dentro de los aparatos del estado.

Suscribite a Política Obrera