Encuentro Memoria Verdad y Justicia: el gobierno de Milei no justifica un frente con el kirchnerismo

Escribe Jacyn

Debate por el acto del 24 de Marzo.

Tiempo de lectura: 3 minutos

El Encuentro Memoria Verdad y Justicia comenzó a debatir la movilización del próximo 24 de marzo. En esta ocasión debe servir para una movilización de masas sin precedentes, que contribuya a terminar con la dictadura civil que quiere imponer el capital.

En su última reunión, se transmitió la propuesta de Madres LF y la Liga Argentina por los Derechos Humanos (LADH), para realizar este año un acto ´unitario´. Las organizaciones mencionadas son de filiación kirchnerista. Abuelas, entre otros, compartirían el planteo, adelantaron los emisarios K sin ofrecer mayores detalles. También ha comenzado a circular una declaración “por un 24 de marzo unidos frente a la avanzada exterminadora”, al que han adherido Pablo Llonto, APDH CABA y otras organizaciones y personas. “Nos encontramos frente un momento histórico nuevo y aterrador”, afirman, y “ningún documento o matiz de apreciación merece privarnos de estar unidos en la calle, sólidos en la voluntad de una marcha multitudinaria y única por Memoria, Verdad y Justicia”.

No es la primera vez que llega al EMVyJ una invitación de estas características. Ya ocurrió tanto bajo los gobiernos K como en el de Macri, ocasiones en los que fue rechazada, luego de intensos debates. En esta oportunidad, nuevamente, un conjunto de organizaciones del EMVyJ -incluido el FIT U- apoyaría alguna variante de acto en común, ya sea con un documento único o dos documentos diferentes, pero bajo la rúbrica de una ”jornada unitaria”. La única organización que rechazó sin ambages la propuesta fue Política Obrera.

El apoyo al “acto unitario” significa sellar un frente político con los K. Los partidarios del acercamiento al kirchnerismo, al igual que ellos, también invocan la circunstancia del ascenso de LLA al gobierno. No señalan los planteos de colaboración del peronismo, de sus gobernadores y su burocracia sindical, con Milei. En la huelga parcial del pasado 24 de enero, la CGT reclamó al gobierno libertariano “diálogo” y “consenso” en aras de la “unidad nacional”. Los gobernadores se ´rebelaron´ contra una ley ómnibus en lo que afectaba a los intereses de los capitalistas dedicados a la pesca, el agro, el litio y la extracción de petróleo. Cristina Kirchner, en su carta reciente, ofrece a Milei una plataforma común en materia de privatizaciones, reforma laboral y embate contra los docentes, entre otros. Estos son intereses que encarna la oposición peronista.

Un frente con el kirchnerismo o con cualquier otra corriente de trayectoria y contenido patronal es siempre posible, sin embargo, en condiciones especiales. Si el gobierno despliega a las fuerzas federales para que el 24 de Marzo se celebre por las veredas, apoyaríamos un frente con cualquier fuerza adversaria al socialismo, para organizar piquetes y otras medidas de organización para asegurar la realización de la marcha. Sería lo que se llama un “frente práctico “, sin mezclar banderas, ni consignas ni trayectorias. En el intercambio de posiciones con relación a la marcha, no se levantó la posibilidad de una proscripción a la marcha. Se descuenta que el ‘protocolo’ sería suspendido por 24 horas. La pelea en los lugares de trabajo y en las calles, contra las patronales y el estado, junto con compañeros de diferentes forma de pensar, es cotidiana. Es una unidad de clase (y al que no le gusta, se jode). Otra cosa es compartir escenario, documentos políticos y exhibiciones fraternales con los aparatos políticos de la clase patronal.

El aporte del EMVyJ, a lo largo de su trayectoria, fue, precisamente, delimitarse de las tentativas de estatización de la jornada del 24 de Marzo, feriado incluido, de parte de los gobiernos de las leyes antiterroristas, la tercerización de la represión, las patotas de Pedraza, Milani, la ´seguridad democrática´, el Proyecto X y los ataques a los docentes en los discursos ante la Asamblea Legislativa los 1° de Marzo. Dejar de lado esta delimitación en nombre de ´la unidad´ sería un inaceptable acto de autocensura; una izquierda que hace de furgón de cola del kirchnerismo, sería una victoria política de la patronal y del mismo Milei. La pretensión de que se lean dos documentos -uno celebratorio del kirchnerismo y otro crítico del conjunto de los gobiernos de todos los tiempos- sería, además de ridícula, una capitulación sin vuelta. Nos oponemos a un frente ´democrático´ con el pretexto de enfrentar al ´negacionismo´. Sería hipotecar como nunca la independencia de la clase obrera.

El tema continuará discutiéndose en la próxima cita del EMVyJ.

LEER MÁS:

Cristina Kirchner le ofrece a Milei una coalición política alternativa Por Marcelo Ramal, 14/02/2024.

Encuentro multisectorial en el SUTNA Plan de movilizaciones para febrero y marzo. Por Valu Viglieca, 09/02/2024.

El “encuentro antirrepresivo” convocado por el EMVJ Por Federico Fernández, 05/10/2023.

El 24 de Marzo es una jornada de lucha política La Memoria no es un recuerdo. Por Jorge Altamira, 22/02/2023.

Suscribite a Política Obrera