Despido antisindical en General Rodríguez

Escribe Carlos Sánchez

Tiempo de lectura: 1 minuto

Las/os trabajadoras/es del Servicio Local de Niñeces y Adolescencias del distrito vienen reclamando desde hace meses la ampliación de equipos (psicólogos, médicos, trabajadores sociales), estabilidad laboral (la mayoría trabaja bajo la modalidad de monotributo), pase a planta permanente, provisión de materiales de trabajo (computadoras, impresoras, papel, teléfonos, etc.) y un edificio en condiciones. Frente a esta situación los trabajadores resolvieron en asamblea convocar a un paro el 21 de febrero pasado. Mientras se llevaba a cabo la medida de fuerza Ana Paula Veiguela es anoticiada de su despido por medio de un decreto del intendente Mario García (UxP). Fundamentan el despido en que la compañera trabaja en el Ministerio de la Mujer bonaerense y que esto sería incompatible con el cargo local. Sin embargo, el municipio viene renovándole desde hace dos años el contrato. Esta cesantía se encuadra en un marco de persecución sindical porque desde el municipio se pretende sostener, en el marco de la explosión de la pobreza infantil, un Servicio Local con trabajadores precarizados y, ellos mismos, hundidos en la pobreza.

Aquellos trabajadores que están contratados bajo la modalidad del monotributo perciben 80 mil pesos, un quinto de la canasta de indigencia.

Es claro que el ajuste y la reforma laboral propiciada por el mileismo-macrismo cuenta con los aliados provinciales y municipales. Hace dos meses, por ejemplo, en el municipio de Merlo el kirchnerista Menéndez quiso cerrar de un plumazo la subsecretaria de Salud Mental y Adicciones y retrotrajo la medida solo por la rápida movilización de sus trabajadores y los usuarios.

Reclamamos la reincorporación inmediata de Ana Paula, el pase a planta permanente de contratados y monotribustistas y la satisfacción de todas las reivindicaciones de los trabajadores.

Suscribite a Política Obrera