Los diputados del FITU abonaron un frente político con la burocracia sindical de CTERA

Escribe Emiliano Fabris

Tiempo de lectura: 3 minutos

El pasado martes 27 de febrero, la conducción kirchnerista de la CTERA se reunió con el bloque de diputados del FITU. Fue parte de una agenda de entrevistas con legisladores, a propósito de la quita de fondos nacionales para el pago de los sueldos docentes y otras partidas educativas. Estuvieron presentes Sonia Alesso e integrantes de la Junta Ejecutiva de CTERA con Miriam Bregman, Christian Castillo, Romina Del Plá y Alejandro Vilca. En un escueto comunicado, CTERA informó que los cinco diputados del FITU “brindaron su solidaridad y su apoyo a los reclamos de nuestro sector y trabajarán desde el Congreso de la Nación para que esta situación se revierta”.

A diferencia de lo sucedido con el paro del 24 de enero, cuando el bloque del FITU se reunió con los dirigentes de la CGT, en esta ocasión y a la fecha, los partidos del FITU no han comunicado absolutamente nada sobre esta reunión; ni qué se dijo, ni lo que ellos manifestaron, a pesar de la amplia difusión del encuentro dado por la propia burocracia de la CTERA. La reunión previa con la CGT había sido caracterizada por algunos medios como “histórica” y podría decirse lo mismo de esta, incluso más, dada la influencia que la izquierda tiene en el sindicalismo docente y la larga oposición con la burocracia kirchnerista. Del Pla se ha presentado a la Justicia hace pocos meses contra Baradel, denunciando un fraude en las últimas elecciones del SUTEBA de La Matanza.

Los “reclamos de nuestro sector” de los que habla CTERA remiten a una exigencia para que Milei restituya el FONID, unos $28.700 por cargo no remunerativos. Para CTERA, el salario que las provincias pagan a sus docentes y los fondos que destinan a la educación no son un reclamo “de nuestro sector” y por eso el 1 de marzo habrá un inicio de clases normal en la provincia de Buenos Aires donde gobierna Kicillof. La docencia está enfrentando en forma dispersa el ajuste de los gobernadores. CTERA sacrifica el salario de los docentes a cambio de un apoyo político a otros ajustadores.

Para CTERA las recorridas por el Congreso son parte de su “plan de lucha”. Lo definió unilateralmente, sin el mandato de las bases. Lejos están de ser simples “encuentros protocolares”. Por el momento, han caminado más los pasillos del Congreso que las calles. Ante el paro nacional de los sindicatos docentes de la CGT del lunes 4 de marzo, CTERA llama a carnerear. Después del paro parcial del 26 de febrero, solamente ha anunciado una serie de concentraciones y marchas, sin paro. Abandonar a la docencia cuando ésta enfrenta un ajuste de proporciones históricas; esta es la verdadera agenda de sus cabildeos parlamentarios de la burocracia de CTERA. La complacencia parlamentaria con esta dirigencia es criminal.

A contramano de las múltiples “exigencias” que se encuentran en los portales del FITU, a cuanta burocracia se le cruce camino, sus diputados se han avenido a una reunión “parlamentaria” que significó, por los hechos relatados, un apoyo político a la política de la burocracia de CTERA. No aprovecharon para marcar campos y diferencias y para desenmascararla.

LEER MÁS:

Se hunde la base social y política de Milei Una pseudo coalición de gobernadores y patronales para contener el estallido está condenada al fracaso. Por Jorge Altamira, 27/02/2024.

Los trabajadores tenemos que cerrar nuestro propio “grifo” con una huelga general La crisis de poder que sacude a la Argentina. Por Marcelo Ramal, 24/02/2024.

FIT U y 24 de Marzo: por un “frente popular” con el kirchnerismo y los gobernadores ‘disidentes’ La lectura de “dos documentos” es una comedia de confusión que se suma al seguidismo. Por Jacyn, 23/02/2024.

Suscribite a Política Obrera