Docentes: rechacemos el 11% de Kicillof sobre un salario devaluado

Escribe Emiliano Fabris

Ante la entrega del FUDB, tenemos que autoconvocarnos.

Tiempo de lectura: 3 minutos

El gobierno de Kicillof ofreció a los docentes un “aumento promedio del 13,5 % sobre la base de cálculo conformada por el sueldo de diciembre de 2023, incrementado en un 15 %”. Esta propuesta, que se reflejaría con el cobro de abril, fue difundida por el FUDB (Frente de los sindicatos docentes del distrito), acompañada de su aceptación de parte de los dirigentes de los sindicatos que afirmaron que harán de todas formas una “consulta a los cuerpos orgánicos”. Los paritarios discuten sin mandato de las bases. Por el momento, SUTEBA no ha convocado a asambleas ni reuniones de delegados.

¿Qué ofrece en concreto la provincia? La formulación que difunde el FUDB pareciera mostrar que el salario se actualiza con la inflación de febrero, que según el INDEC fue del 13,2 % (15 % para el GBA). Sin embargo, para un maestro de grado sin antigüedad, representan unos $39.000 nuevos en el salario del bolsillo de los cuales solo unos $17.000 se incrementan en el salario básico (base de cálculo para los bonificantes como antigüedad y desfavorabilidad). No alcanza para una nueva compra en el supermercado. Representa un 11 % con respecto a lo cobrado en febrero. Desde noviembre del 2023 a la fecha, con esta nueva propuesta, este salario de bolsillo se incrementaría de $265.000 a $394.000, lo que representa una suba del 48 % cuando en ese periodo la inflación acumula al menos un 60 %. La canasta de pobreza, según el INDEC, alcanza los $690.000.

De igual forma, para un profesor con 10 módulos –que representa un cargo- y sin antigüedad, el aumento nuevo será de unos $25 000, de los cuales solo unos $15.400 se incrementan al salario básico. Los `aumentos´ de Kicillof, cuando además se vienen nuevos tarifazos en los servicios, son una burla.

La paritaria “mensual” es una farsa porque todas las actualizaciones se discuten contemplando la inflación ya consumada y sobre un salario carcomido, el de diciembre de 2023, que fue cerrado por decreto por Kicillof cuando correspondía discutir su actualización en base a la brutal disparada inflacionaria de ese mes. El gobernador decretó esta rebaja desconociendo la mesa paritaria, sin resistencia alguna del FUDB que ha comprometido el sueldo de la docencia a cambio de un apoyo político al gobernador. Se ha montado la ilusión de que el salario docente se actualizará mes a mes solo para consumar su despojo.

En la actualización del salario docente bonaerense han desaparecido el Incentivo Docente y la Conectividad, sumas no remunerativas que se venían pagando con fondos nacionales y ahora discontinuados por Milei. Kicillof pagó estos fondos en enero, pero desde febrero desaparecieron por completo, es decir que el ajuste del libertario fue traspasado por el gobernador sin miramientos a la docencia. Baradel, le pidió a Kicillof que “sea duro en el reclamo de los fondos nacionales” mientras afirma que “entiende la delicada situación de la provincia”. Kicillof le respondió participando en la “mesa de trabajo” de Milei con todos los gobernadores, en la cual fue ratificada la rebaja salarial a todos los trabajadores estatales de las provincias.

Mientras tanto, el “plan de lucha” de la CTERA y SUTEBA es un conjunto de manifestaciones parlamentarias y mediáticas que tiene como punto de partida la ausencia completa de una deliberación docente para lanzar una huelga que enfrente esta situación.

A pesar de todo esto, las clases iniciaron, pero de ninguna manera en ´normalidad´. Por las escuelas crece un descontento a la evidente desvalorización del salario que intensifica una sobrecarga laboral. Se suma al cuadro de ruina de la infraestructura que evidenciaron las potentes lluvias del último temporal. Y a la desatención completa de la salud de los docentes del IOMA.

Llamamos a rechazar esta miserable oferta escuela por escuela y contraponer una recomposición salarial que tenga como punto de partida un 100 % de aumento y todo al básico. Que se convoquen asambleas en todas las seccionales de la Multicolor. Llamamos a poner en pie autoconvocatorias y un plenario de delegados de base con mandato para construir una huelga general.

LEER MÁS:

Kicillof sigue ajustando el salario de los docentes, SUTEBA acompaña Hay que autoconvocarse y organizar una huelga indefinida. Por Emiliano Fabris, 13/03/2024.

Suscribite a Política Obrera