Piquetazo en Tucumán

Escriben Pepe Kobak y Marcela López

Tiempo de lectura: 2 minutos

La jornada de cortes y piquetes se cumplió en Tucumán en las mismas condiciones del puente Pueyrredón, Liniers o el Puente Saavedra, aunque sin llegar a la represión.

Al gobierno de Jaldo, cada vez más alineado con la oposición “dialoguista”, no le quedó otra alternativa que declarar la guerra a las organizaciones piqueteras que acordaron la unidad para esta jornada. Y por extensión, también le declaró la guerra a la gran mayoría los trabajadores de una provincia golpeada por la pobreza, y hasta con la miseria: el 70 % de los trabajadores están bajo la línea de pobreza en términos de ingresos; la mitad en condiciones de trabajo precarios, y una parte importante -más de 70 mil- son trabajadores de temporada en el limón y la caña de azúcar, y sus respectivas industrias.

Una convocatoria a cortar el puente Lucas Córdoba, el principal ingreso a la Capital -desde el este- en gran medida improvisada, la llevó adelante el Frente de Lucha, liderado por el Polo Obrero (oficial). A esta se sumaron la Darío Santillán, el FOL, el MST, UTEP (sólo con bandera y dirigentes) y la CCC que, temprano en la mañana desertó, y sin consulta previa suspendió el sonido acordado para el acto. Nuestro Polo Obrero Tendencia, convocante nacional de la jornada, fue la única organización que sostuvo -aparte del corte central- dos cortes de rutas en el interior provincial. La jornada del lunes 18 vino precedida, en la madrugada del domingo, por la mayor tormenta de este verano, con inundaciones en toda la provincia.

Así se llegó al Puente Lucas Córdoba con las fuerzas disminuidas. Ahí esperaba la policía de Jaldo con orden de impedir cortar el puente, bajo amenaza de represión. Más de 3.000 piqueteros bloquearon la avenida de ingreso directo a la Capital, con la policía a pasos de la cabecera de las columnas.

Hubo una radio abierta con megáfonos a media mañana, y se acordó un sonido para un acto en el cierre de la jornada. Los representantes del Polo Obrero Tendencia denunciamos el golpe económico de Milei y al régimen en su conjunto, sostenido por el peronismo, y llamamos a las autoconvocatorias y a la coordinación de las luchas para abrir un camino que derrote la política patronal y dé una perspectiva de poder a la clase obrera para reorganizar el país política, económica y socialmente en términos socialistas.

LEER MÁS:

18 de marzo: el Piquetazo Nacional enfrentó la represión Por Leonardo Perna, 18/03/2024.

Suscribite a Política Obrera