Rio Negro: provocaciones del gobernador contra la lucha de los trabajadores de la salud

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 2 minutos

Como respuesta a la huelga de la salud, en un video ampliamente difundido en las cuentas oficiales, el gobernador de Rio Negro, Alberto Weretilneck, “invita” a los trabajadores del hospital de Bariloche a “aceptar ofertas laborales del ámbito privado” e informa que acordó con sanatorios privados tercerizar los serivicios de Emergencia y Cirugías.

Esa es la respuesta que tiene para los diez días de paro de los trabajadores autoconvocados del Hospital Zonal de Bariloche que reclaman un salario que les permita alcanzar los $900.000 de la canasta básica local. El gobierno se mantiene en la oferta de $500.000. Los enfermeros del Hospital Zonal cumplieron 48 horas de cese total de actividades. El gobierno les inició sumarios por incumplimiento de sus funciones y abandono de persona a cincuenta de ellos, lo que generó más malestar aún. Los enfermeros desmienten el abandono ya que en todo momento quedó un compañero de guardia. Las asambleas de autoconvocados reclaman una reunión con el gobernador, quien envió funcionarios de segunda línea a Bariloche. En esa reunión, que tuvo lugar ayer, solo se habló de sumarios. Los delegados hospitalarios lamentaron las expresiones del gobernador respecto de que la única vía de negociación salarial es a través de las organizaciones gremiales reconocidas en la provincia, que son ATE y UPCN. “Muchos no nos sentimos representados, por eso somos autoconvocados”, afirman los trabajadores.

Por otro lado, diecisiete hospitales provinciales cumplieron un paro de 72 horas con alto acatamiento, resuelto por Asspur por el mismo reclamo salarial y volverán a parar del 25 al 27 de marzo.

En su alocución el gobernador subrayó las cifras económicas que padecemos los trabajadores, para concluir diciéndoles a los trabajadores de la salud que “no esperen respuestas milagrosas porque no las va a haber”.

La respuesta del gobernador echa nafta al fuego. En lugar de anunciar el aumento de salarios y la provisión de insumos, promete una transferencia de recursos estatales al sector privado, al mejor estilo menemista-libertario.

Esto sucede a días de haber pagado 40 mil millones de pesos por la primera cuota de capital del préstamo para el Plan Castello diseñado por el mismo gobernador en 2017. Un plan que dejó a la provincia endeudada por 580 millones de dólares más sus intereses y obras sin terminar. Entre ellas, la ampliación del Hospital que ahora pretende cerrar.

En aquel momento, al sancionarse el Plan Castello un legislador del partido oficialista, el JSRN, se defendió jurando que “nuestro gobierno quiere aventar el fantasma de que no se pagarán sueldos para cumplir con los compromisos de pago”. La realidad, siete años después, lo desmiente.

El pueblo de Bariloche apoya la pelea de los trabajadores autoconvocados. Más aún, a partir de las amenazas de vaciamiento de la salud proferidas por el gobernador.

Salgamos a las calles a manifestarlo. Todo el apoyo a la lucha de los trabajadores de la salud.

LEER MÁS:

Bariloche: sigue el paro por tiempo indeterminado de la salud Los autoconvocados reunidos en asamblea rechazaron la propuesta salarial del gobierno. Por Elena Florín, 19/03/2024.

Suscribite a Política Obrera