ANSES: despido de trabajadores, reciclaje de la “casta”

Escribe Emiliano Fabris

Tiempo de lectura: 3 minutos

Mientras miles de trabajadores están siendo cesanteados en todas las dependencias de la ANSES, en el gobierno “libertario” se ha desatado una pelea interna por el control político de este organismo, incluyendo su planta política y laboral, entre la ministra de ´capital humano´ Sandra Petovello y la ´jefa´ Karina Milei.

Luego del paso fugaz del ex titular de la ANSES, Osvaldo Giordano -del palo de Schiaretti y caído en desgracia porque su mujer, que es diputada, no apoyó artículos de la fallida “ley de bases”-, se designó a Mariano De Los Heros como su sucesor, quien fue desde el inicio una figura decorativa, e incluso los diarios informan que estaría pronto a renunciar. Según La Nación (29/3) Eduardo Menem, mano derecha de Karina Milei, fue el responsable de las ultimas designaciones en detrimento de Pettovello, cuyo ministerio tiene el control operativo de la ANSES.

Entre los cargos estratégicos de la ANSES, en la secretaría de legal y técnica, fue designado Enrique Buscio, quien ostentó este cargo durante el gobierno de Alberto Fernández. El mismo está apuntado de favorecer el negociado en la contratación de seguros por el cual ha sido procesado el ex presidente y además fue el responsable de bloquear los intentos por suspender la doble pensión vitalicia de Cristina Kirchner. Un garante de la impunidad de todas las trapisondas que se sigan haciendo con el dinero de los trabajadores. Por otra parte, se ha designado como subdirector ejecutivo de Administración a Gervasio Corach, socio de Guillermo Scarcella un ex funcionario sciolista en Aguas Bonaerenses, operador judicial de Comodoro Py y quien fuera denunciado por Elisa Carrió por enriquecimiento ilícito. Por último, es inminente que el puesto de director del área de prestaciones sea otorgado a Gustavo Xamena, ex funcionario de la ANSES y que en el 2006 fue sospechado cuando integraba el ANSES por el tráfico masivo de datos de ese organismo en beneficio de empresas crediticias. Todas estas designaciones ya venían siendo cuestionados tempranamente por el macrismo.

A estos movimientos, hay que agregar que el intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, pactó con Pettovello para sostener a la cúpula de la ANSES de ese distrito. Ferraresi es un promotor de la candidatura de Kicillof, pero absolutamente separada de Maximo Kirchner y La Cámpora. Los contratos del personal en la ANSES que el gobierno está caóticamente terminando (muchos trabajadores todavía no saben si continúan o no trabajando) son fundamentalmente aquellos que fueron designados entre 2019 y 2023, durante el gobierno de Alberto Fernández.

Milei, que no tiene estructura política alguna, está armando una purga por abajo mientras reacomoda su cúpula para realizar una reconfiguración del organismo, por ahora de la mano de antiguos o reconvertidos dirigentes peronistas. Pero esto está abriendo una fractura con Pettovello, a quien se le ha encomendado una batalla contra otro sector del peronismo, el que regentea las llamadas “organizaciones sociales”. Además de la inmensa caja, el ANSES está presente en todo el territorio nacional y tiene una “llegada” a la población más vulnerable y que recibe las prestaciones de la seguridad nacional.

Las jubilaciones y todas las prestaciones que el ANSES otorga están financiadas fundamentalmente por los aportes hechos por los trabajadores y aportes patronales, todo lo cual integra el salario de un trabajador. Toda empresa es gestionada por sus financistas pero, en este caso, la ANSES ha quedado en manos de los gobiernos responsables del desfalco en las jubilaciones y de una asistencia social miserable para desviar fondos en el pago de la deuda. Muchos de esos funcionarios son los que ahora está reciclando en el gobierno “libertario”.

Ningún despido en la ANSES. Asambleas para ocupar cada dependencia y que la ANSES pase a mano de sus verdaderos propietarios: la clase obrera.

Suscribite a Política Obrera