Otro importante triunfo en el Hospital Mercante

Escriben Silvia Mitchenko y Paola Trejo

Tiempo de lectura: 1 minuto

En los últimos días y producto de las asambleas y organización de los trabajadores, se firmó un acta con la jefatura de enfermería en donde se establece la reducción de la jornada laboral, sin afectar el salario, para enfermería y diversos sectores como cocineros, camilleros, seguridad etc. Recordemos que la restricción de la circulación del personal hospitalario es una de las medidas preventivas más importantes que se puede tomar para preservar la salud de los trabajadores.

Dicha reducción de la jornada laboral ya se aplicaba para el personal médico y administrativo, pero no para el resto de los trabajadores, representando una clara discriminación al sector más combativos del hospital. Recientemente, frenamos un intento de la dirección del hospital de maniatar la actividad gremial de la comisión interna. Se labraron actas donde se exigía "explicaciones" acerca de porqué las delegadas, en especial la compañera Silvia Mitschenco, se "paseaba" por cada una de las secciones del hospital, desconociendo burlonamente el accionar gremial.

La organización de los trabajadores frente a la disminución de la jornada laboral varía según las necesidades de cada sección, la cantidad y disposición del personal, por ejemplo, en algunos lugares se organizan cada dos semanas (seguridad), otras por semana, y así sucesivamente.

Junto con la puesta en pie de una Comisión de Control compuesta por los trabajadores que gestiona, distribuye y administra los materiales que llegan al hospital, la disminución de la jornada laboral implica un avance en el control y manejo de nuestros lugares de trabajo, a la que consideramos condición esencial para asegurarnos los elementos de protección e insumos frente a la pandemia. Esta la madre de todas las batallas que se debe librar hoy en los hospitales: el control de los lugares de trabajo.

Si bien hemos obtenido importantes avances, todavía falta mucho, pero sabemos que se logrará con los métodos tradicionales de la clase obrera.

Suscribite a Política Obrera