Rosario: choferes van a la huelga por tiempo indeterminado

Escribe Juan Cruz Mondino

Tiempo de lectura: 2 minutos

El paro por la UTA en Rosario y la Capital continuará por tiempo indeterminado. El reclamo central de los trabajadores es el pago del 100 % del sueldo de abril, que aún no cobraron. En el marco de fuerte carestía, remarcación de precios e inflación, este intento de poda salarial es un mazazo contra el bolsillo.

El sindicato ha señalado que las empresas que regentean el transporte público de Rosario; Movi, Rosario Bus y el Cacique no han dado ninguna respuesta al reclamo de los trabajadores. Mientras tanto, el gobierno de Perotti y los estados municipales, responsables de garantizar el salario de los choferes, aducen no tener fondos para cubrir la totalidad de los sueldos.

Cabe destacar que el boleto en la ciudad de Rosario es uno de los más caros del país -hoy se encuentra en 32,50. En sintonía con el problema salarial, el servicio esencial del transporte plantea un riesgo de contagio alto para los choferes, que han denunciado la falta de insumos y kits de seguridad necesarios.

El intendente de Rosario Pablo Javkin, de la UCR, se ha limitado a exigir más presupuesto al estado nacional. Es de público conocimiento como estas empresas jamás han utilizado la millonaria inyección de subsidios por parte del estado para mejorar el servicio o el salario de los choferes. La experiencia de Rosario Bus es un botón de muestra. Luego de que esta empresa detentara el monopolio durante años de la licitación del transporte público, los problemas en el servicio fueron a mayor (accidentes, falta de frecuencia, etc). La incorporación de la empresa mendocina "El Cacique" al Ente Movilidad de Rosario (EMR) funciona como un avance de los intereses privados en el sistema mixto público-privado del transporte rosarino.

Las empresas privadas han avanzado en el aumento de tarifas compulsivo en complicidad con todos los bloques del concejo municipal. No hay que olvidar que la ex-intendenta del Frente Progresista, Mónica Fein, tenía “superpoderes” para subir el boleto de manera unilateral. Javkin continua con la posibilidad de hacer uso de estas facultades.

Es indispensable que se fortalezca la organización de trabajadores del transporte por el pago inmediato de los salarios adeudados. Es necesario que la lucha por el pago de la totalidad de los salarios de los choferes empalme con la lucha por la reapertura de paritarias que ya están desarrollando los gremios estatales frente a la política de ajuste de Perotti y los intendentes. A su vez, las empresas deben mostrar sus "perdidas" abriendo los libros contables. Frente al fracaso de las empresas privadas para gestionar el transporte público, es necesaria la estatización del servicio bajo control de trabajadores y usuarios

Suscribite a Política Obrera