Chile: Cuarentena en Santiago Centro, una ilusión

Escribe Ricardo Vásquez - Secretario Sindicato Starbucks

Tiempo de lectura: 2 minutos

Santiago Centro desde el 26 de marzo mantiene por mandato de gobierno una cuarentena por la enorme cantidad de contagios en la comuna, sin embargo, las calles del centro de Santiago se mantienen con enormes cantidades de gente deambulando entre comercio no esenciales que mantienen su funcionamiento pese al agravamiento sostenido de contagios y muertes con más de 73 mil contagios y 761 fallecidos a la fecha, dejando a Chile segundo el ranking de tasa de letalidad, después de Estados Unidos y superando a Brasil (infoBae).

La estadística fue dada a conocer por un punto de prensa del Gobierno trasandino de Alberto Fernández el pasado sábado, y a desmentirse casi inmediatamente por Nicolas Monckeberg, embajador chileno en Argentina, acusando un error en las cifras de letalidad. Lo que sigue sin esclarecerse son las enormes contradicciones entre las cifras del MINSAL y el registro civil sobre las muertes “cardiorespiratorias”, y la enorme cantidad de pacientes que mueren a la espera de los resultados de los exámenes PCR que no quedan registrados como muertes por coronavirus.

En medio de la catástrofe, el plan de retorno seguro - más allá del establecimiento de la cuarentena total para la región metropolitana – se mantiene en los hechos mismos. El centro de Santiago mantiene una enorme cantidad de comercio no esencial con sus puertas abiertas, en muchos casos con escasas medidas de seguridad y higiene. Los paseos Bandera, Ahumada, Estado y Huerfanos mantienen un flujo en extremo contradictorio con el confinamiento obligatorio, y que, existiendo circulación de seguridad municipal y policial en la zona, mantienen niveles de fiscalización cercanos a cero. La acción coercitiva para el resguardo de la vida de millones no existe, y se sigue dejando en claro el rol exclusivamente represivo de pacos y milicos en las calles.

Las declaraciones del alcalde Alessandri (RN) semanas antes de la explosión de contagios eran "ahora, viendo los últimos números de contagiados, que han aumentado exponencialmente, yo creo que tenemos que ser súper restrictivos y que la ciudadanía tiene que entender que de la pandemia salimos todos juntos" una falacia absoluta de ser contrastada con la realidad de las calles santiaguinas.

En medio de las semanas más convulsivas tras el acelerado crecimiento epidémico, se hace necesaria la lucha por la cuarentena efectiva con salarios y sin despidos, cierre de todo comercio no esencial, la disposición tecnológica de bancos y centros de pago para evitar salir de las casas, y testeos masivos no solo en centros asistenciales, sino también en las calles del país.

28.05.2020

Suscribite a Política Obrera