San Isidro: Posse no paga salarios a los árbitros municipales

Escribe Juan Luis Linarello

Tiempo de lectura: 2 minutos

En San Isidro, el intendente Posse adeuda tres meses (abril a junio) de salario a más de 30 árbitros que dirigen en los torneos municipales de fútbol. Como las competencias están suspendidas, los funcionarios decidieron no pagarle sus salarios y dejarlos sin obra social. Y pensar que hace un año exacto, el intendente Gustavo Posse, salía en los medios a decir que los 290 mil pesos que él cobraba no le alcanzaban para vivir.

Muchos árbitros se manifiestan furiosos por la situación. No solo no le pagan sus salarios, sino que además les niegan cualquier tipo de ayuda (caja de alimentos, bono extraordinario, etc). Tampoco hay certezas sobre el cobro del aguinaldo. El olvido sobre los árbitros en la liga san isidrense viene de hace tiempo. No les brindan la ropa y elementos necesarios, cobran por módulos (partidos) a mes atrasado. Los viáticos (en negro) están a cargo de los clubes ($500 por jornada). Si se suspende una jornada y, por lo tanto, no pueden dirigir varios partidos, se quedan sin cobrar los módulos correspondientes. Trabajan a destajo. Hay árbitros que llevan años ejerciendo, incluso décadas, pero el municipio no los pasa a planta permanente.

Recientemente, dos árbitros - Juan Sebastián Cocuzza y Jacqueline Albornoz- han presentado un recurso de amparo contra la municipalidad de San Isidro e IOMA (Expediente 27616). A las irregularidades antes mencionadas, agregan un panorama negativo para los árbitros, ya que el torneo municipal probablemente se suspenda en lo que resta del año y no creen que el municipio cambie su postura ajustadora. Quienes conocemos la situación edilicia y los recursos disponibles de los clubes de barrio, sabemos que difícilmente puedan lograr un mínimo protocolo sanitario posible. Por lo pronto, ante la presentación judicial, IOMA debió dar marcha atrás y atenderlos.

Desde las contundentes huelgas en Colonia Santa Rosa en Salta, marchas en Córdoba de más de 3 mil municipales hasta los trabajadores de Tigre y San Fernando como experiencias más cercanas observamos grandes reservas de lucha organizada por los trabajadores de los municipios. Ante tal situación, llamamos en San Isidro a los trabajadores municipales del deporte, espacio público, salud, etc, perjudicados con el accionar de un gobierno ajustador, a organizarse en asambleas, votando un pliego de reclamos en común.

Por el pase a planta permanente de los trabajadores temporales. Basta de trabajo a destajo. Por un bono extraordinario de 30 mil pesos. Por el cobro de los salarios adeudados.

Suscribite a Política Obrera