Después del paro en Firestone

Escribe Enrique Castañón

Entrevista a Eduardo Mansilla y Jorge Toledo, de la mesa directiva del Sutna.

Tiempo de lectura: 4 minutos

Entrevistamos a Eduardo Mansilla, de la mesa directiva nacional Sutna, y a Jorge Toledo secretario adjunto del Sutna, tras el paro de 24 horas en las tres grandes fábricas del neumático del 12 de junio, y del paro del 17 de junio en Firestone. De parte de los trabajadores, ¿qué ánimo existe con la patronal y con el gobierno?

Los compañeros entienden que la cuarentena es la forma de preservar la vida de ellos y sus familias. Aunque existe fastidio respecto al Estado Nacional y Provincial, pues se está trabajando como si fuésemos servicios esenciales y no creemos que fabricar neumáticos lo sea. Además, está bueno lo de la cuarentena contra la pandemia, pero no están dadas las condiciones sanitarias para llevarlas adelante porque no se cuida ni a los trabajadores ni a sus familias. Acá en fábrica, la empresa no cumple con muchas de las normas acordadas en los protocolos del Covid-19 y el Ministerio del Trabajo no actúa como corresponde para encuadrar a la empresa.

Después de las acciones que los trabajadores tomaron, ¿cuál es la situación en la fábrica?

Luego de las acciones decididas desde la comisión directiva del Sutna, junto con la fuerza de los trabajadores, la situación actual es la siguiente: después del paro del viernes 12, por el descontento de parte de los compañeros, se desarrolló un nuevo paro el miércoles. Frente a estas acciones, desde el viernes y hasta el miércoles hay un claro retroceso de la patronal de Bridgestone. La patronal ahora empezó a cumplir con parte del Protocolo que presentó el sindicato, el cual en principio había sido desoído por la empresa que había tomado decisiones erróneas, no sólo respecto al “Protocolo de Prevención del Covid-19”, sino también con la forma de actuar frente a casos positivos detectados. Por la presión del sindicato y la exposición mediática que le dimos al conflicto, la empresa tomó decisiones intentando reposicionar a la burocracia, pero ésta quedó muy golpeada por inoperante. Las acciones comienzan a encaminarse en beneficio de los trabajadores, no obstante, entendemos que, en un marco de emergencia, las situaciones se presentan diariamente.

¿Cómo se organizaron?

Mediante asambleas participativas. La fuerte militancia de los delegados de la Lista Negra, junto a la comisión directiva y la estrecha comunicación con los compañeros de la línea de trabajo, es lo que nos permitió trazar un camino de resguardo para la salud de la familia obrera del neumático mediante el Protocolo, que tiene por objetivo organizar en el marco de la emergencia sanitaria la mejor forma para que los trabajadores estén protegidos por medidas claras. Los trabajadores, como se ha votado en reuniones y asambleas, se sienten parte de los reclamos que hemos hecho como Sindicato a Bridgestone y a todas las otras plantas del neumático. Pero en el caso de Bridgestone la patronal está teniendo un muy mal manejo en la prevención y también en los casos positivos de Covid-19 detectados. La empresa le ha dado prioridad a la producción y a los procesos operativos de planta, postergando a un segundo plano la salud de cada uno de nuestros compañeros; fue por eso que hemos elaborado un documento y hemos tenido reuniones con la Empresa que se ha abroquelado en una negativa rotunda. Ante esto los compañeros se han organizado con el Sindicato y hemos decidido de conjunto realizar medidas de fuerza cuyos resultados positivos están a la vista. Por eso el próximo lunes tenemos dos audiencias: una de las cuales es con la Cámara de Empresarios del Neumático y la otra con la patronal de Brigestone Lavallol para revisar el conflicto interno.

¿La Lista Violeta participó como dirección seccional?

La Lista Violeta de la seccional de Lavallol, en contraste con el sindicato y el reclamo legítimo de los trabajadores, trató todo el tiempo en acuerdo con la patronal “de calmar las aguas”, “poner paños fríos”, en una situación intolerable donde se jugaba la salud obrera y no sólo eso sino que ante una situación gravísima en que un compañero que había denunciado estar estrechamente ligado a una persona que dio positivo y que había sido desoído por la empresa, la Violeta no le dio ninguna importancia.

La Lista Negra hizo el reclamo inmediato por este compañero para que accediera a la cuarentena obligatoria de 14 días, la empresa optó por negarse a autorizar la cuarentena domiciliaria del obrero de planta quien luego de 4 ó 5 días comenzó a tener síntomas de Covid-19. Los delegados de la Lista Negra efectivizamos la denuncia correspondiente, el compañero se hizo el estudio y el resultado fue positivo. Esto conmovió a la fábrica y produjo un escándalo ante la brutalidad con que se trató el caso y la desidia de la Lista Violeta que siguió intentando tirar la pelota afuera y dirigir la atención a otras situaciones inocuas.

La burocracia de la Lista Violeta actúa en bloque con la patronal de Bridgestone, pero el Sutna mediante asambleas obreras que debaten y resuelven coordina la fuerza de los compañeros trabajadores de planta, no se dejó arrastrar por maniobras y desarmó los paños fríos y las contenciones que quisieron oponer la burocracia y la patronal.

¿Cómo ven la necesidad de una acción más colectiva del movimiento obrero?

Frente a esta situación, es necesaria, por el simple hecho que las patronales y los sindicatos burocratizados borran cualquier reclamo obrero legítimo.

La acción coordinada y colectiva corresponde mucho más en un marco donde la pandemia pende sobre la salud de los trabajadores y sus familias. Es necesario generar herramientas como los protocolos dentro de fábrica como garantía de vida y otros instrumentos, con los cuales todos aquellos que luchamos diariamente y que enfrentamos a las patronales no sólo podamos hacer valer los derechos de los trabajadores sino mejorar cualquier tipo de condición para los compañeros en todos los lugares de trabajo. En un marco de pandemia es importantísimo tener muy en claro que la prioridad en estos momentos es resguardar la salud de todos los trabajadores y junto a ellos de toda la sociedad. Por la coordinación de todos los trabajadores que luchan.

Suscribite a Política Obrera