Otra familia víctima del abandono estatal

Escribe Plenario de Trabajadoras - Partido Obrero (Tendencia)

Tiempo de lectura: 2 minutos

La muerte en vivo y en directo tristemente llegó a la TV de Córdoba, sin la fanfarria de los bufones de turno, sin la publicidad de la conocida gaseosa o el mejor automóvil.

Con sus 400 y pico de años, Córdoba amanece e inaugura una manera extrema de tratar la problemática social por parte del gobierno de turno, el abandono brutal en “vivo y en directo”, con resultado fatal, del cual los cordobeses fuimos mudos y conmocionados testigos al verlo por la tele esta mañana, desde el corazón de la ciudad, la Plaza San Martín.

La miseria y crueldad del capitalismo se mostró con su rostro más descarnado: una mujer de 26 años, embarazada, con un hijo pequeño y su pareja vivían en la calle -no “en situación de calle”, que es un eufemismo para ocultar la realidad-; en esas condiciones, con temperatura bajo 0º, murió - es decir, fue asesinada por el abandono estatal.

¿Dónde están los fondos de los millonarios programas sociales? Seguramente desviados, sub ejecutados, que en nada se compadecen con la aplicación concreta de lo que dice el presupuesto provincial. Los ministros y funcionarios, con suculentos sueldos, recortados temporalmente, pero que ya empiezan a recuperar y poner en valor nuevamente aumentándose el viático, por ejemplo, nada hicieron para evitar semejante realidad.

La desaparición de la Dirección Provincial de la Vivienda, la ex IPV, es una muestra clara de las políticas habitacionales del gobierno provincial, que en lugar de viviendas sociales se dedica a hacer puentes fastuosos y carreteras innecesarias, obras de presupuestos muy abultados que les permiten quedarse con suculentos “vueltos” para ellos y sus empresas amigas, que son el origen y fin de las deudas externas e internas que -impagables-, son usadas para recortar esos gastos sociales.

La miseria se pasea desnuda por Córdoba y está golpeando de forma brutal a las familias, a los jóvenes sin futuro y a las mujeres más pobres, negándoles las más mínimas condiciones de vida, al derecho a la maternidad saludable, al aborto legal, seguro y gratuito y por ello el derecho a la salud.

El gobierno de la Córdoba de las Campanas muestra una vez más su gran hipocresía. Por un lado, reivindica a la familia como el núcleo principal de la sociedad y, al mismo tiempo, la abandona a su suerte. En medio de la pandemia del Covid19, aprovecha para recortar sueldos de los empleados, empeorar sus condiciones laborales, eliminar planes sociales, regimentando la vida social tratando de contener la dinámica de lucha que brota por todos lados.

Desde el Partido Obrero-Tendencia responsabilizamos al Estado por este hecho aberrante.

Llamamos a la organización de los trabajadores, y de los sectores oprimidos y sometidos de este régimen.

Por el derecho a la maternidad Por el derecho a la salud. Por el derecho al aborto Por un subsidio para alquileres ya. Por un plan de viviendas populares cuya cuota no supere el 10% del salario Coordinemos de las luchas. Por el no pago de la deuda.

Suscribite a Política Obrera