Tucumán: impunidad para concejal del PJ acusado por violencia de género

Escribe Alejandra del Castillo

Tiempo de lectura: 1 minuto

El concejal oficialista, integrante del Concejo de Deliberante de la ciudad de Alberdi, Bruno Romano, acusado por violencia de género por su expareja, Romina Dip, resultó finalmente absuelto de los cargos en su contra.

Pese a las sobradas evidencias que se presentaron durante el juicio, la decisión del juez, a pesar de reconocer el estado de vulnerabilidad de Romina y de la existencia de las lesiones, en nombre del beneficio de la duda, falló absolviendo al concejal golpeador.

Romano es boxeador. Romina sufrió innumerables golpizas hasta que finalmente lo denunció, en marzo de 2018. Con posterioridad a la separación tampoco, Romano tampoco cumplió con el régimen de alimentos para con su hija. Volvió a ser candidato a concejal por la lista de Manzur en las elecciones del 2019. La causa estuvo a punto de prescribir por las innumerables maniobras jurídicas interpuestas por Romano y la mano amiga del gobierno provincial.

Si la causa llegó a esta instancia, a pesar de este fallo adverso, fue por la lucha tenaz de Romina, quien no se dejó amedrentar, a pesar de los golpes y las amenazas de muerte de su ex pareja ni por la violencia del Estado que le cerró todas las puertas.

A partir de este fallo, queda la instancia de la apelación y, a partir de la publicidad que ha tomado el caso, está planteado poner en pie una campaña que permita exponer el caso, demostrar el entramado de impunidad y por esa vía lograr revocar el fallo.

También para mostrar que el carácter reaccionario y opresor de la justicia funcional al sostenimiento del orden social y político vigente.

Este fallo debe ser tomado también como una señal frente a otras causas contra políticos poderosos, como las denuncias a Alperovich y Bussi por abusos, porque anticipa de qué lado están los jueces por sus estrechos vínculos con el poder. No obstante, la movilización popular es la herramienta que tenemos las trabajadores y trabajadores para quebrar la impunidad como quedó demostrado con los casos de Paulina Lebbos, Marita Verón, Belén y Lucía. Llamamos al movimiento de mujeres a desarrollar una campaña por juicio y castigo a los abusadores y golpeadores del poder político.

Suscribite a Política Obrera