Berazategui: nueva acción del Frente de Lucha de las organizaciones piqueteras

Escriben Claudia Molina y Sergio Salgado

Tiempo de lectura: 2 minutos

El Frente de Lucha de Berazategui, constituido por la Tendencia del Polo Obrero, el Movimiento Independiente de Jubilados y Desocupados, Izquierda Latinoamericana Socialista, Frente de Organizaciones en Lucha -FOL-, Igualdad Social y el MULCS, volvió a ganar las calles del distrito.

Realizamos un corte en la intersección de las avenidas 14 y Dardo Rocha, arterias de importante circulación vehicular hacia los parques industriales y fábricas de la zona. Esta intersección está distante a unas siete cuadras de la Municipalidad.

A las 10 de la mañana, una delegación de dirigentes de cada organización se presentó en la sede comunal, reclamando ser atendidos. En movilizaciones anteriores, se presentaron petitorios, y las autoridades asumieron el compromiso de llamar a las organizaciones a un diálogo, cosa que han incumplido. A pesar de mover el expediente con los pedidos de audiencia de un despacho a otro y pedir que no realizáramos el corte, los funcionarios no se presentaron. En simultáneo, sesionaba el HCD. Tampoco asomó ningún concejal.

El corte, que se efectuó de 11 a 13, sirvió para poner de manifiesto los reclamos presentados por las organizaciones, con el acompañamiento de cientos de firmas de vecinos.

El corte y las movilizaciones efectuadas hasta ahora se realizaron con pequeñas delegaciones, debido a la pandemia, para evitar una exposición riesgosa en un distrito donde la curva de contagios de Covid19 se quintuplicó en el último mes. Pero los reclamos presentados expresan el sentir de miles de vecinos y trabajadores, sobre todo porque se han agravado las problemáticas con los cortes del servicio de agua potable y energía.

En el corte realizamos un acto donde los dirigentes de cada organización coincidieron en que hay que seguir la lucha hasta torcerle el brazo al intendente Mussi. Se denunció el robo por parte de la gestión municipal de los fondos girados para el bono de emergencia salarial para el personal del área de salud municipal, que trabaja en los CAPS y la Sala Sábato, suerte de "hospitalito municipal". La promesa de "ser llamados" para un diálogo a futuro, sin fecha y sin interlocutores definidos, ya efectuada en anteriores oportunidades y reiterada hoy, constituye una tomadura de pelo, cuando los reclamos de asistencia alimentaria y sanitaria, el problema de la falta de trabajo, son sufridos por la población de manera cada vez más aguda. No bajaremos los brazos.

Es imposible aguantar la cuarentena y el aislamiento social, "quedándonos en casa", como es el slogan del mussismo, con más hambre y más desocupación, y el acelerado deterioro de la infraestructura de servicios esenciales - falta de cloacas, basurales en los barrios. El hacinamiento que viven las familias de trabajadores y desocupados, por falta de una política de construcción de viviendas obreras, es cada vez más agudo. Uno de los principales reclamos de los petitorios presentados es el del trabajo genuino para, justamente, sacar a miles de berazateguenses de la pobreza, resolviendo estos déficits.

Alimentos y elementos de limpieza para nuestros comedores y merenderos, que la gestión municipal los tiene y acapara, para dilapidarlos con los desmanejos de sus aparatos punteriles.

Testeos masivos, para cortar la curva de contagios. Plan de obras públicas para trabajo genuino, pase a planta de los precarizados.

Intendente Juan José Mussi: ¡volveremos! Y vamos preparando una nueva acción para el 21 de julio.

Suscribite a Política Obrera