La Campaña Financiera del Partido Obrero de Salta

Escribe Olga Céspedes

Tiempo de lectura: 2 minutos

La campaña financiera del Partido Obrero de Salta forma parte de la pelea por la recuperación de nuestro partido. Se nutre de los aportes de los trabajadores en lucha, de compañeros que simpatizan desde hace muchos años y que han decido incorporarse a la militancia revolucionaria, de la propia militancia que elevan sus aportes destacándose los compañeros que militan en las barriadas y con el Polo Obrero frente a la desocupación creciente y a la falta de vivienda y obra pública.

La campaña se desarrolla en medio de la crisis del gobierno de Sáenz frente a los creciente casos de Covid-19 en la provincia. Transcurridos más de 100 días de aislamiento, el gobernador salteño sigue sin equipar los hospitales, sin establecer los llamados “pacientes 0” y sigue exponiendo a cientos de trabajadores esenciales. Va quedando claro que el virus y las patronales le marcan la agenda a Sáenz quien ha debido recular en su intento de ir a una mayor flexibilización de la cuarentena. Mientras, la deliberación entre los trabajadores crece.

Desde hace un mes que los trabajadores mineros, remiseros y artistas callejeros vienen luchando por sus fuentes laborales y por poder realizar la cuarentena. En la necesidad de avanzar contra los despidos de las patronales tercerizadoras de los mineros, contra la mafia de las agencieras que monopolizan las licencias de remises con la venia del gobierno y su aparato estatal, y la lucha por el subsidio a los artistas callejeros exigen para poder realizar el aislamiento es que se discute y se desenvuelve la coordinación de las luchas. Por otro lado, la docencia provincial discute poner en pie las asambleas por departamento ante el anuncio de la vuelta a clases presenciales y las condiciones laborales en la virtualidad. Todas estas deliberaciones y luchas se suman a la de los familiares que desde hace un año viene organizándose contra el gatillo fácil y los atropellos policiales. Con estos fervientes luchadores debatimos el método histórico de la construcción de un partido obrero y su independencia política frente al estado burgués y sus gobiernos.

Particularmente, en Salta, donde hemos tenido una experiencia de 18 años de intervención en el parlamento, venimos batallando contra la adaptación a los recursos del estado. La defensa de la independencia política y económica nos ha costado la expulsión masiva de militantes por parte de la fracción oficial, la cual depende de manera abrumadora de los recursos provenientes de las bancas. La militancia salteña enrolada en la Tendencia, en cambio, se sostiene al 100% con sus propios recursos y los aportes permanentes de simpatizantes que han tomado posición en defensa de la tradición revolucionaria de nuestra organización, que tiene un alcance en los departamentos más importante de la provincia.

Estamos embarcados por el éxito de esta campaña financiera que, más allá de sus ingresos, lo que está planteado es la discusión sobre el método de organización independiente y propia de los trabajadores frente al estado burgués. Un método de organización colectiva como la que desarrollan los trabajadores mineros con el fondo de huelga para sostener la lucha por su reincorporación a minera Mansfield y la colecta de los artistas callejeros.

Suscribite a Política Obrera