Facundo Astudillo Castro: ahora encubre la Federal

Escribe Agustina Vaccaroni

¡Aparición con vida ya!

Tiempo de lectura: 2 minutos

La causa de desaparición forzada de Facundo Astudillo Castro y el reclamo por aparición con vida han encontrado nuevos obstáculos por parte del Estado. Primero fue ´la bonaerense´, pero ahora también la policía y la justicia federal han sido objetadas por la madre de Facundo y la querella.

Los rastrillajes realizados, en los que intervienen la Policía Federal, la Policía de Seguridad Aeroportuaria, Prefectura y Gendarmería, han tenido resultados nulos. Asimismo, la fiscalía federal a cargo ha dilatado el pedido de la querella para traer a Marcos Herrero y su unidad canina K9 a Bahía Blanca. El martes pasado, en conferencia de prensa, la madre de Facundo expresó que se apersonaba en el juzgado federal para pedir específicamente la intervención del instructor Marcos Herrero y su equipo, reconocidos por haber colaborado en casos de importancia como el de Micaela Ortega. Aún no se ha confirmada su participación en los rastrillajes la semana próxima.

Los rastrillajes a cargo del Estado no son los primeros que “fallan”. Al respecto, Leandro Aparicio, uno de los abogados de la familia recordó lo sucedido en el caso de Kathy Moscoso, la joven asesinada por “hijos del poder” en Monte Hermoso en 2015 y en cuya causa se denuncia la plantación del cuerpo en un lugar que ya había sido previamente rastrillado.

En el caso de Facundo, luego de más de 70 días, aparecieron testimonios -aportados por la federal- que afirman que habría sido levantado en la ruta y llegado a Bahía Blanca. Los abogados de la familia, Aparicio y Peretto, advirtieron que eran testimonios sin fundamentos (Página12, 18/07). Dichos testimonios fueron conocidos por los medios locales antes que la familia, la cual, incluso, fue amenazada con sanciones sólo por requerir las declaraciones de testigos. Luego de la ronda de testigos que se llevó a cabo el viernes, la familia ha declarado públicamente que se refuerza la hipótesis de una desaparición forzada con intervención de la bonaerense.

El comisario de Mayor Buratovich fue destituido recientemente luego de proferir amenazas a uno de los letrados que representa a la familia. La bonaerense volvió a hacerse presente en una posible escena del crimen cuando ya había sido separada de la investigación.

La fiscalía federal a cargo de Ulpiano Martínez no sólo no atiende los llamados de la familia, sino que sigue dilatando la liberación de la información en dichos libros, alegando que deben ser escaneados y que recién el próximo miércoles podrían ser compartidos con sus abogados. Sin embargo, la madre de Facundo viene pidiéndolos hace más de dos semanas. Dentro de las últimas novedades, se aguardan los resultados de posibles manchas de sangre en dos de los vehículos de la Policía Bonaerense.

Frente a todos estos atropellos, la mamá de Facundo, Cristina, ha solicitado a la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, que aparte al personal de la Policía Federal interviniente y al propio fiscal, por trabajar claramente con hipótesis contrarias a la sostenida por la querella. La permanencia de las fuerzas policiales involucradas y del propio Berni en su ministerio ya se oponía por el vértice a las posibilidades reales de encontrar a Facundo. Ahora, las responsabilidades están alcanzando al gobierno nacional y a la ministra Frederic.

Sergio Berni opera con todas las características del encubridor. Luego de haberse puesto a dar órdenes a la Federal, en Puente La Noria, ahora evade cualquier responsabilidad sobre la policía de su territorio, la Bonaerense. Interrogado por la prensa, derivó la desaparición a la Justicia. La ‘desaparición’ de Berni es un mal presagio para encontrar a Facundo y enjuiciar y condenar a los culpables de su desaparición.

Facundo sigue sin aparecer mientras crecen las responsabilidades y el encubrimiento del Estado.

Por la aparición con vida de Facundo.

Suscribite a Política Obrera