Santiago Maldonado: la denuncia contra Pablo Noceti

Escribe Ana Belinco

Tiempo de lectura: 2 minutos

El Ministerio de Seguridad de la Nación, a cargo de Sabina Frederic, presentó una denuncia contra Pablo Noceti, el ex Jefe de Gabinete del Ministerio de Seguridad comandado por Patricia Bullrich bajo el gobierno de Macri. Pide que se investigue su responsabilidad penal en el operativo realizado por la Gendarmería Nacional, en Chubut, el 1 de agosto de 2017, sobre la Ruta 40, que derivó en la intrusión de los gendarmes en la Pu Lof en Resistencia de Cushamen y en la muerte de Santiago Maldonado. La denuncia alcanza además a los gendarmes Gerardo Otero y Oscar Robino, ex director y ex subdirector de Gendarmería Nacional, respectivamente.

La denuncia, que recayó en el juzgado de Sebastián Casanello, acusa a los implicados de autores, coautores o partícipes de los delitos de violación de los deberes de los funcionarios públicos, injerencia en el cumplimiento de una orden judicial, encubrimiento agravado y abuso de autoridad. La presentación judicial se realizó dos días posteriores al tercer aniversario de la desaparición seguida de muerte de Santiago, ocasión en la cual su familia denunció al gobierno de Mauricio Macri por su responsabilidad en el hecho y al gobierno de Alberto Fernández por sus políticas en el área de Seguridad, luego de que la CIDH emplazara al gobierno FF a dar cuenta de lo actuado en la causa en un plazo menor a tres meses.

Bullrich había negado sistemáticamente la participación de Pablo Noceti en el operativo represivo, del que fue su máximo responsable. Días antes, Noceti se había reunido con los jefes de las fuerzas de seguridad de Río Negro, Neuquén y Chubut para coordinar la estrategia represiva a fin de sofocar los reclamos de las distintas comunidades mapuches de la zona. También con el gobierno de Chubut. Estuvo durante el operativo que desembocó en la desaparición de Santiago, "desde allí (Noceti) impartió órdenes claras de perseguir a los manifestantes bajo la figura de flagrancia, volviéndolos delincuentes incluso una vez que haya concluido el posible corte de ruta".

Alcances de la denuncia

Según el documento presentado por la cartera de Seguridad Nacional, Noceti tuvo una indebida injerencia en el cumplimiento de una orden judicial, en tanto su carácter de autoridad política administrativa le impide involucrarse y dar directivas a la Fuerza cuando ésta actúa como órgano auxiliar de la Justicia, estorbando y desvirtuando la orden del magistrado”, en referencia a Guido Otranto, quién ordenó el operativo. La denuncia penal señala que se habría aplicado de hecho un “nuevo protocolo”, nunca “oficializado”, por lo que el director de Gendarmería no habría cumplido con el deber de cuidar a los gendarmes exponiéndolos a “riesgos innecesarios”.

Frederic pretende reintroducir la “doctrina de seguridad democrática”. Bajo el comando de Nilda Garré y Berni, incluyó el espionaje y la infiltración en organizaciones populares -“Proyecto X”- y la represión directa, como ocurriera reiteradamente en la Panamericana. A su turno, CFK ha justificado su maridaje con la Gendarmería, con el argumento de que “todo depende de la orientación política con que se dirija la fuerza”.

La denuncia no incluye una imputación contra Patricia Bullrich, dado que Noceti era su subordinado. Tampoco incluye a la totalidad de los efectivos de gendarmería que actuaron bajo las órdenes de un funcionario sin autoridad. No rige, para el caso la “obediencia debida”, dado que la Gendarmería no se encuentra a las órdenes de Nocetti.

Suscribite a Política Obrera