Sanatorio Plaza: la lucha no afloja

Escribe Itatí Asís

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores del "Sanatorio Plaza" de Escobar van a cumplir casi un mes desde que decidieron realizar una permanencia pacífica en el nosocomio para reclamar ante el municipio, su inmediata reapertura y la restitución a sus puestos de trabajo de las y los 65 trabajadores que quedaron en la calle. Desde entonces la única respuesta efectiva que recibieron por parte del municipio dirigido por Sujarchuk han sido 35 bolsas con escasos alimentos y un bidón de lavandina.

El motivo de cierre que acusó la patronal “Ferwal S.A”, la cual hace más de 18 meses viene incumpliendo en el pago de salarios y aguinaldos, fue la quita de 7.800 cápitas del PAMI; las cuales fueron pasadas a la órbita municipal. Esta situación explica, en parte, por qué el intendente se hace el distraído ante un reclamo que ayudaría a resolver el colapso sanitario que sacude al partido de Escobar.

En Escobar, se acumulan 2.762 contagiados y 30 fallecidos, estando tanto el Hospital Provincial Dr. Erill, como la ex Clínica “San Carlos” y las dependencias municipales, desbordados.

Ante esta dramática situación, el cierre de un centro de sanidad resulta un acto criminal. Como respuesta a esto, las y los trabajadores del Sanatorio Plaza han solicitado en reiteradas oportunidades al intendente de Escobar que intervenga de manera inmediata para que disponga la reapertura. No solo en resguardo de sus puestos de trabajo, sino también en defensa de la salud de toda la comunidad de Escobar. A través de una nota, le han propuesto al gobierno municipal que “declare de interés público” la continuidad del sanatorio. Sin embargo, los distintos funcionarios municipales, incluido el intendente, se despachan dando notas diciendo que desde el Estado Municipal “no tienen intención de comprar el sanatorio”.

En declaraciones el intendente afirma que “estamos realizando un trabajo articulado entre Municipio y Provincia; y que se siguen invirtiendo recursos y desplegando esfuerzos para dar batalla al COVID y cuidar la salud de los escobarenses” lo que no dice el funcionario es que esos “recursos” provienen, en un gran porcentaje, de los millones que ha absorbido del PAMI; con el negociado de la ex Clínica San Carlos y ahora con el cierre del Sanatorio Plaza. Hace pocas horas, desde la página oficial del intendente y desde la propia boca del secretario de Salud municipal Juan Manuel Ordoñez se ha conocido que se incorporarán 6 camas UTI en la UDP de Garín y 15 camas para pacientes leves y 6 respiradores en una carpa colocada en uno de los laterales del Hospital Provincial “Dr. Erill”. Es decir que las y los miles de afiliados al PAMI deben acudir a las colapsadas dependencias municipales para recibir atención médica/sanitaria. Teniendo en el Sanatorio Plaza 49 camas disponibles, 8 de terapia intensiva, 4 de intermedia; disponiendo, también, de oxígeno central y de una capacidad de atención diaria para 300 personas aprox.

El abandono patronal y estatal encuentra en la solidaridad del movimiento obrero la única perspectiva por el resguardo de la salud. Así lo demuestran las solidaridades y los aportes al fondo de lucha que han recibido las y los trabajadores del Sanatorio Plaza; entre ellas de la comisión interna del Hospital Mercante, SUTNA, cuerpo de delegados de la Línea 60, INTI, comisión interna del Hospital Belgrano, entre otros. El Estado es responsable de garantizar el acceso a la salud y a la atención sanitaria al conjunto de la población, por eso desde la tendencia del Partido Obrero exigimos:

Que el gobierno municipal de Ariel Sujarchuk garantice un subsidio para los 65 trabajadores que han quedado en la calle y ponga a disposición los recursos necesarios para la reapertura inmediata del Sanatorio Plaza a fin del resguardo y el cuidado de toda la comunidad de Escobar, considerando en primer lugar al grupo más vulnerable frente al covid19 como lo son las y los adultos mayores.

Suscribite a Política Obrera