A dos años del femicidio, ¡justicia por Magalí Ojeda!

Escriben Ana Paula Durán y Aylin Gómez

Tiempo de lectura: 1 minuto

El pasado miércoles 26 de agosto se cumplieron dos años del hallazgo del cuerpo sin vida de Magalí Ojeda, la joven de 16 años que fue asesinada y arrojada en un descampado en la localidad de Coronda, Santa Fe. Las pericias indican que la joven también fue atacada sexualmente.

A dos años, no hay detenidos ni sospechosos y su causa sigue guardada, a pesar de que el poder judicial cuenta con una gran cantidad de material investigativo, que ligaría el crimen a una red de trata.

Magalí era una adolescente proveniente de una familia obrera muy humilde. El fiscal que lleva la causa y los medios locales, se encargaron de hacer de ella una mala víctima que ha servido a desmerecer el caso e intentar diluir cualquier apoyo popular, a una situación de un color tan turbio como lo es la del reciente femicidio de Yamila en la misma localidad, en donde su familia recibió el cuerpo a cajón cerrado.

La lucha incansable de su familia y allegados contra la impunidad continúa. La movilización convocada por Rubén, el padre de Magalí, fue disuadida y retrasada por los casos positivos de covid, pero no puede esperar.

Las movilizaciones con todas las medidas de seguridad, y distanciamiento social se desarrollan de punta a punta del país, y en el resto del mundo, frente a las consecuencias de un régimen político y económico en descomposición, corrupto hasta los huesos, que mata a nuestras pibas y pibes.

Justicia por Magalí Ojeda, Yamila Franco y por todas. Basta de impunidad. El Estado y los gobiernos son responsables.

Suscribite a Política Obrera