El Polo Obrero (Tendencia) se moviliza en CABA por las reivindicaciones de los desocupados

Escribe El Be

Tiempo de lectura: 2 minutos

Frente al vertiginoso avance de los contagios de coronavirus que conocieron las villas de la ciudad desde el comienzo de la pandemia, los desocupados y trabajadores precarizados que se encontraron sin sustento pusieron en pie ollas populares y nuevos locales como respuesta a la crisis. Alrededor de estos puntos de referencia, los vecinos se fueron acercando y sumándose a organizarse. Desde allí se han levantado diversos reclamos en todo este tiempo, que van desde las luchas por los cortes de luz y agua hasta los reclamos por alimentos y elementos de higiene.

La pandemia dejó al desnudo las mentiras sobre los planes de urbanización de los barrios. Los cortes de luz y agua fueron un potenciador de los contagios. La falta de acceso a internet dejó a miles de chicos sin acceso a la educación. Las dificultades de las ambulancias para acceder a buscar contagiados dejaron al desamparo a miles de vecinos.

Ante la indiferencia absoluta de los gobiernos, varios referentes de las organizaciones barriales cayeron como víctimas fatales de la enfermedad. Luego de miles de contagios y decenas de muertes, la pandemia avanzó en los barrios hasta alcanzar el punto conocido como "inmunidad de rebaño". Los contagios, sin embargo, no sé detuvieron y no se está tomando ninguna oficial medida para evitar un posible rebrote.

En esta situación, las decenas de ollas populares que se levantaron en los barrios y que alimentan a cientos de familias, no reciben ningún tipo de asistencia del Estado. Los alimentos y elementos de cocina se consiguen a través de donaciones, con la solidaridad de los trabajadores y vecinos de los barrios, y con actividades financieras. Pero con el agravamiento de la crisis, cada día se hace más difícil sostener las ollas que deben proveerse constantemente no sólo de alimentos, sino también de productos de higiene y limpieza para evitar nuevos contagios.

Por otra parte, el gobierno nacional promete convertir todos los planes sociales en trabajo precario con el Potenciar Trabajo. Esta nueva tentativa de reemplazar a los trabajadores bajo convenio por trabajadores precarizados cuenta con el aval de las organizaciones sociales, que no han abierto la boca para denunciar este atropello y se han lanzado a crear sus propios entes ejecutores para ponerse a la cabeza de esta política estatal.

Debido a esto, las compañeras y compañeros que se están organizando con el Polo Obrero Tendencia movilizarán al Ministerio de Desarrollo Social de la Ciudad para reclamar que el Estado asista a las ollas populares que funcionan en los barrios, con alimentos y kits de higiene, y que sea el ente ejecutor de los nuevos puestos de trabajo para los desocupados que quieren ingresar en los planes de empleo del Potencia Trabajo.

A estos reclamos centrales vamos a llevar al Estado todos los reclamos pendientes que tienen los habitantes de las villas de la ciudad desde antes de la pandemia, que se vieron potenciados en el último período, principalmente en relación a los problemas de la vivienda y la necesidad de un plan de urbanización real.

¡Este miércoles 2 de septiembre vamos a una gran movilización de los desocupados de las villas de la Ciudad!

Suscribite a Política Obrera