Huelga de Correos en Brasil: piquetes y movilizaciones

Escribe Emiliano Monge

Tiempo de lectura: 2 minutos

La huelga general por tiempo indeterminado de los trabajadores del Correo lleva 23 días. A los reclamos salariales une el retiro del proyecto del Gobierno de privatizar la empresa. .“En todo Brasil, se acumulan alrededor de 25 millones de paquetes. En Alagoas, 40 sucursales están completamente cerradas o en funcionamiento parcial” (gazetaweb, 9/9). Los sindicatos se movilizaron por una campaña de donación de sangre y de apoyo a los trabajadores de la salud y sus reclamos, como una campaña de recolección de alimentos (Correiosdobrasil, 9/9).

La semana pasada, el TST (Tribunal Superior de Trabajo) propuso renovar las 79 cláusulas vigentes en el acuerdo colectivo, pero la gerencia se mantiene en la postura de eliminar 70 de las 79 cláusulas. “Después de 4 semanas de huelga, la categoría no puede ni puede ceder. La dirección militar de la ECT quiere imponer la mayor derrota de la historia a los ecetistas, con la destrucción del Convenio Colectivo y el robo de todos los derechos adquiridos a lo largo de 35 años de lucha (…) El momento es de compromiso y exige la unidad y movilización de todo el gremio, ya que la lucha es un derecho de la clase obrera y la justicia debe tener el entendimiento de que los carteros están en defensa de un acuerdo justo. ¡La huelga continúa!” (Findect, 8/9).

El Tribunal Superior del Trabajo (TST) programó para el próximo viernes 11, a las 15 horas, una audiencia de conciliación virtual con la empresa. Según el gobierno, la participación es del 17% del total de los trabajadores (atrade, 9/9). Los sindicatos responden que la huelga reúne al 70% del personal.

El presidente de Sintect-MG, Robson Silva, informó a los trabajadores sobre el convenio colectivo y las medidas tomadas contra la opinión desfavorable emitida por la ministra Kátia Arruda. Se convocó hoy una movilización para “fortalecer la huelga y colocar al máximo número de trabajadores en actividades de calle” (LPS, 9/9). Al finalizar el acto, la asamblea votó por unanimidad continuar la huelga nacional por tiempo indefinido. Un gran Acto Nacional Unificado se llevará a cabo el viernes 11 de septiembre en Belo Horizonte para demostrar la fuerza obrera durante las reuniones de conciliación.

Correo rico, trabajadores pobres

El salario promedio de un repartidor es de 2.000 reales, mientras que los gerentes militares del Correo cobran por encima de 45.000 reales. Los sindicatos dicen que la empresa logró grandes lucros durante la pandemia, debido al aumento de las ventas a través de Internet. Las ventas online aumentaron un 70% en el segundo trimestre. El sindicato también pidió un aumento salarial del 5%. “El salario medio de toda la oficina de correos ronda los 3 mil reales. Un cartero recibe menos de 2 mil reales”, dice Marcos César Alves, vicepresidente de la Asociación de Profesionales de Correos (ADCAP).

“Llevo más de 40 años en la empresa, nunca pasé por esto”, dice José Aparecido Gandara, presidente de la Federación Interestatal de Sindicatos de Correos (Findect). Según él, es la primera vez que la administración de Correos reduce unilateralmente los beneficios de los empleados, sin proponer el diálogo, para “forzar una huelga”.

El gobierno se ha comprometido a enviar “en las próximas semanas” el proyecto de ley que regula la prestación privada de servicios postales.

La lucha y el reforzamiento de la huelga del Correo, mediante la movilización y la coordinación, es vital para tirar abajo el plan antiobrero de Bolsonaro. Reforzar esta huelga es esencial para los trabajadores de Brasil y de todo el continente.

Suscribite a Política Obrera