Córdoba: incendios y movilizaciones

Escribe Mónica Conesa

Tiempo de lectura: 3 minutos

Así como los incendios atravesaron las sierras cordobesas arrasando todo a su paso, hoy las recorrieron las concentraciones, marchas, caravanas. El reclamo pasó por El Valle de Punilla desde Carlos Paz hasta Cruz del Eje, desde Córdoba a Agua de Oro por las Sierras Chicas, abarcando cada pueblo, ciudad y paraje, en una misma voz gritando ¡PAREN DE QUEMAR!

Schiaretti, mientras tanto, declaraba alerta roja y anunciaba que llegarían los aviones hidrantes, brigadas contra incendios forestales, bomberos especializados y toda la ayuda que, desde hace un mes, reclamaban los pueblos incendiados. Desde el primer día de quemas se denunció la inoperancia del Plan de Manejo del Fuego, a cargo de Diego Concha. El levantamiento de los puestos de detección temprana y falta de equipamiento y provisiones puso de manifiesto una politica de desinversión funcional a los interesados en la quema de territorio. No se trabajó la fase previa que refiere a todas las actividades preventivas: el monitoreo de la vegetación, el estado hídrico, modelos de riesgo meteorológico, monitoreo para ver si una zona es más o menos riesgosa ante la ocurrencia de un incendio; todo el soporte de los sistemas de información geográfica, la teledetección, imágenes de satélites, etc. Todas esas herramientas permiten, a quienes toman las decisiones, definir y determinar las acciones a tomar, en forma preventiva, antes de que ocurra el incendio. Tampoco en las áreas periurbanas, donde hay casas, existe un trabajo de prevención, manteniéndolas desmalezadas. Durante los incendios, los aviones hidrantes que vemos volar en Córdoba no son del Plan Nacional del Manejo del Fuego, sino privados, se alquilan para hacer este trabajo por un determinado número de horas y se pagan por esas horas de servicio (La Tinta, 2/10). El Cuerpo de Bomberos es voluntario, sin salario ni aportes sociales, y está preparado para la contingencia urbana. Tampoco hay capacitaciones para los municipios para emergencias por incendios, así como tampoco para la sociedad civil o brigadistas.

Durante estos días se vio a bomberos voluntarios, brigadistas y vecinos pagando el combustible de los vehículos, la comida, el agua potable, la fruta y frutos secos imprescindible en estos casos, etc etc. Mientras Diego Concha y Schiaretti mentían por televisión, se perdieron dos vidas de pobladores del Valle.

Por otro lado, es imposible para los habitantes de las sierras vivir en estado permanente de angustia, viendo como los incendios arrasan vidas y bienes. Aún no se ha programado una contención sicológica adecuada para las personas que han sufrido esta tragedia.

Desde ese primer día se repetían las consignas “Detrás de los incendios quedan los negocios” o “Todo fuego es Político”, fundadas en los innumerables barrios privados que surgieron luego de las quemazones, Falda del Cármen y Falda del Cañete para nombrar alguno, o la expansión de la frontera agropecuaria, donde los apellidos que aparecen detrás de estos emprendimientos son cercanos a algunas reparticiones del gobierno.

El aislamiento social obligatorio ha sido empleado maliciosamente por los sectores, como la Secretaria de Ambiente a Cargo de Juan Scotto quien firmó la resolución 227/20 que en su art. 3ro reza: “Autorizar en su mérito a la Dirección Provincial de Vialidad a realizar las tareas de mantenimiento de la red vial de la Provincia de Córdoba que impliquen intervención sobre la vegetación, sin necesidad de efectuar presentación alguna por ante la Secretaria de Ambiente (u organismo que en el futuro la reemplace), debiendo mantener todo ejemplar arbóreo de especie nativa cuya extracción no resulte imprescindible para el cumplimiento de la finalidad mencionada en los considerandos de la presente resolución, todo en el marco de la Ley N°9814”. Dada la manipulación que se ha hecho por años sobre la Ley de Ambiente como la de Ordenamiento de Bosque Nativo, esta resolución abre la puerta al desmonte encubierto.

Defender la Ley de Ordenamiento de Bosque Nativo es una consigna central de las convocatorias ya que tanto el FIT (Soledad Diaz) como la UCR (Juan Jure) han presentado proyectos de modificación de dicha Ley. Los responsables tienen nombre y apellido -Schiaretti, Scotto, Concha, Busso, Alberto Fernandez, Juan Cabandié. Pero no toca lo esencial. Desde la Tendencia promovimos y acompañamos las siguientes consignas de lucha: Basta de ecocidio - Peritaje ya - Participación ciudadana y popular en el manejo del fuego - La ley de bosques no se toca - Derogación de la resolución 227/20 - Conservación del bosque nativo según ley 9814 art. 30 - Castigo a los responsables materiales y políticos - Renuncia inmediata de Diego Concha.

Planteamos a su vez la necesidad de profundizar la coordinación provincial de las asambleas. Denunciamos que no estamos frente a “errores” u omisiones en materia de política ambiental, sino frente a la depredación más despiadada, al servicio del lucro y la especulación inmobiliaria. El desarrollo de la comprensión de este problema vital determinara la evolución de la lucha ambiental. Desde la Tendencia del Partido Obrero señalamos que una política ambiental acorde con las necesidades sociales, preservando nuestro ecosistema, solo puede ser dirigida por los trabajadores y las asambleas ambientales.

Suscribite a Política Obrera