La entrevista en la que Pedraza tropezó

Escribe Diego Rojas

La única entrevista que el burócrata sindical concedió al periodismo fue considerada como prueba de su culpabilidad por el Tribunal. Publicamos su audio en exclusividad.

Tiempo de lectura: 3 minutos

Diego Rojas es periodista y escritor. Es el autor de “¿Quién mató a Mariano Ferreyra?”, basado en la investigación judicial y en numerosos testimonios aportados por amigos y familiares de Mariano Ferreyra. El libro fue incorporado como prueba a la causa y citado en el fallo como un aporte para la condena de Pedraza. Rojas declaró como testigo en el juicio contra Pedraza e introdujo otros testimonios que serían clave para determinar la mecánica de los enjuagues económicos de la burocracia sindical y los empresarios en el ex ferrocarril Roca. El título remite a la célebre investigación de Rodolfo Walsh, “¿Quién mató a Rosendo?”, publicada originalmente por entregas en el diario de la CGT de los Argentinos. A diferencia de aquella, en este caso, la víctima no fue un rival interno de la burocracia sino el militante del Partido Obrero Mariano Ferreyra y su crimen no quedaría impune. Del libro de Rojas también inspiraría una película, de título homónimo, dirigida por Alejandro Rath y Julián Morcillo, estrenada poco antes de que se conociera la sentencia.

Lo había llamado día tras día tras día. Desde que había decidido realizar la investigación sobre el asesinato de Mariano Ferreyra uno de los objetivos principales que me había trazado era entrevistar a José Pedraza. Cuando conseguí su teléfono lo llamé y le dije que estaba haciendo un libro, no una nota para un diario o una revista, un libro sobre el caso Ferreyra. Un libro, habrá pensado el burócrata sindical ferroviario, lo debería llevar al bronce, a la publicación de su rol en aquellos hechos del 20 de octubre. “Llamala a mi secretaria y arreglamos”, me dijo Pedraza antes de cortar. Y desde entonces lo había llamado día tras día tras día.

El asesinato de Mariano Ferreyra había apuntado todas las sospechas sobre José Pedraza y la dirección sindical de la Unión Ferroviaria (UF) que habrían realizado un operativo de escarmiento contra los tercerizados que se movilizaban por el pase a planta permanente, con el fin de proteger un negocio millonario. La dirección misma del sindicato administraba la cooperativa Unión del Mercosur y llenaba sus bolsillos con las regalías que producía la hiperexplotación de obreros no reconocidos como ferroviarios. Ese negocio habían defendido los burócratas de la UF con patotas, armas y el homicidio de Mariano Ferreyra.

El cuarto piso de la UF adorna sus paredes vidriadas con unos vitraux que aluden al desarrollo del ferrocarril. Ahí esperaba que Pedraza me recibiera. Luego de que su secretaria me negara la entrevista una y otra vez (“José tiene un compromiso”, “José no está en la ciudad”), otra voz femenina (la secretaria había salido de vacaciones y la reemplazaba la hija de Pedraza) agendó el encuentro. Pedraza me hizo pasar, el grabador se puso en marcha. El burócrata sindical parecía un abuelo bonachón, luego todo se transformó.

El audio que ofrecemos a los lectores de Política Obrera es publicado por primera vez. Es la entrevista con Pedraza.

El tribunal que juzgó a Pedraza valoró, especialmente, un tramo, sobre el final de la entrevista, donde emerge con claridad que Pedraza sabía perfectamente lo que sucedería en Barracas.

Ocurrió cuando le señalé que, de acuerdo a los testimonios que constaban en la causa judicial y otros que había recogido durante la investigación para el libro, parecía evidente que había habido una coordinación.

-Parece haber habido una coreografía, vos disparas, vos escondés las armas, que bajen las cámaras… – fue la frase que utilicé. Y la respuesta de Pedraza: -La mayoría no sabía que iban a disparar.

Al concluir la entrevista tenía la seguridad de que era un documento importante. Luego se comprobó que fue la única entrevista que Pedraza otorgó a la prensa. Quizás por eso las escuchas judiciales muestran que el asesino dijo a su hija: “Me arrepiento de la entrevista. Es un guacho”. La grabación mostraba el vínculo de la dirección de la UF con el gobierno, su rol en los hechos del 20 de octubre que culminaron con la vida de Mariano Ferreyra, el pacto de silencio de la patota y cómo Pedraza estaba al tanto de los acontecimientos. Se trató de un aporte del periodismo a la lucha por justicia por Mariano, y por eso fui convocado al tribunal.

DESCARGATE ACÁ COMPLETO EN PDF EL LIBRO "¿QUIÉN MATÓ A MARIANO FERREYRA?"

Suscribite a Política Obrera