Violento desalojo en Río Negro. Exigen la inmediata libertad de los detenidos

Escribe Ana Belinco

Tiempo de lectura: 1 minuto

Este sábado 31 de octubre, desde las 7 de la mañana, la Policía de Río Negro desplegó un violento desalojo contra las 52 familias del barrio La Esperanza, en General roca, que desde junio reclaman por que se garantice su derecho a la vivienda. Del operativo participaron más de 180 efectivos y tuvo como saldo varios detenidos y heridos.

Durante el operativo se detuvieron a 11 personas, según confirmó la fiscal a cargo, Graciela Echegaray en declaraciones a la prensa. Entre los detenidos se encuentran trabajadores y jóvenes del asentamiento, el abogado de las familias, Miguel Ángel Zeballos, referentes de distintas organizaciones, como el dirigente docente del Nuevo Mas Aurelio Vázquez, una estudiante del Instituto de Formación Docente y trabajadores de ATE, que se acercaron para solidarizarse con el reclamo. En un primer momento las autoridades no dieron información clara sobre la cantidad y el destino de los detenidos por lo cual, se presentó un Habeas Corpus haciendo responsables a la Justicia, a la Gobernadora y a la Intendenta del bienestar de los detenidos.

Lejos de darle una salida favorable al reclamo, la respuesta de la Gobernadora Arabela Carreras de Juntos Somos Río Negro y de la Intendenta de Fiske Menuco, María Emilia Soria del Frente de Todos, fue la violencia. La represión se llevó adelante a cuenta de los intereses de la Asociación de Tiro Federal, beneficiada de manera ilegal con esos terrenos por la última dictadura.

La gobernadora y la intendenta rionegrinas se ubican en línea con la respuesta represiva del gobierno contra las familias trabajadoras que luchan por el derecho a la vivienda, como quedó evidenciado en Guernica.

¡Basta de represión!

¡Libertad inmediata de todos los detenidos!

¡Tierra y vivienda a los sin techo!

Suscribite a Política Obrera