Por el triunfo de la lucha de los trabajadores de Gri Calviño

Tiempo de lectura: 2 minutos

Los trabajadores de la metalúrgica Gri Calviño llevan ya tres meses de conflicto. Sostienen una carpa en la cochera de la planta, con olla popular y guardias las 24 horas. Es una tenaz resistencia a los despidos y la defensa de la comisión interna, identificada con numerosas conquistas. Hoy su lucha marca la resistencia de lucha contra la flexibilización laboral. Denuncian un lockout y 66 despidos en el marco de la conciliación obligatoria. Reproducimos a continuación el comunicado de la comisión interna de GRI Calviño.

La patronal insiste con la flexibilización laboral, y los trabajadores decimos NO!!

La lucha de los trabajadores de GRI Calviño tiene un objetivo claro, rechazamos el intento de flexibilización laboral, que es mayor sobrecarga de tareas a la mayoría de los compañeros sin la compensación salarial que corresponde.

La empresa comenzó un lock out para extorsionarnos, paralizando la producción hasta obtener la flexibilización. Se vale de los peores recursos para intentar doblegarnos, liquidando pésimamente los salarios y afectando el sostén alimentario de nuestras familias en un contexto difícil de pandemia y aumento del costo de vida. De este modo, la empresa desconoce los acuerdos salariales que ella misma firmó faltando a los compromisos más elementales. Los trabajadores somos quienes fuimos empujados por la empresa a este conflicto que no queremos. Solo reclamamos que se cumplan los compromisos, y no se impongan mayores tareas de modo unilateral. Incluso somos los trabajadores quienes estamos dispuestos a negociar un cambio en las tareas que realizamos sobre la base de una justa compensación salarial.

Los 66 despidos realizados en el marco del lock out, muestra la intransigencia patronal y que sólo la guía el ataque a nuestras condiciones de trabajo. El Ministerio de Trabajo bonaerense es, por acción u omisión, cómplice de la empresa; debe actuar con las herramientas que tiene a disposición para imponer que la patronal multinacional respete el derecho de los trabajadores, el convenio colectivo, la reincorporación de todos los compañeros despedidos incluso en el marco de un decreto que los prohíbe, y ponga un límite a la actitud extorsiva de la empresa. Los metalúrgicos de GRI Calviño seguimos firmes en esta lucha por nuestros salarios y condiciones de trabajo, y con nuestro método de asamblea y deliberación colectiva resolveremos los pasos a seguir en defensa de nuestros derechos. Más que nunca es necesario una plan de acción de todos los metalúrgicos de la seccional Quilmes y de todo el país contra estos atropellos que no suceden solo en nuestra fábrica

Suscribite a Política Obrera