Conflicto en Loma Negra: terminar con la precarizacion laboral

Escribe Juan Ferro

Tiempo de lectura: 2 minutos

Desde hace un mes se mantiene un conflicto entre los trabajadores de Minerar y la empresa Loma Negra, una multinacional cementera hoy en manos de capitales brasileños (Camargo Correa).

El conflicto es encabezado por una dirección seccional que desplazó a la vieja burocracia local y mantiene rasgos rebeldes ante lo que fue siempre una abierta predisposición de la dirección nacional de AOMA y de su secretario general Héctor Laplace de permitir cualquier clase de atropellos históricos sobre los trabajadores mineros.

Los acuerdos alcanzados desde hace años entre la burocracia AOMA y las mineras de todo el país han establecido un sistema de ramas que les permiten a las empresas establecer una brutal diferenciación salarial entre los trabajadores. De esas “ramas” de AOMA, la que percibe mejores salarios es la del cemento, fundamentalmente por las fabulosas ganancias que obtienen estas cementeras.

Loma Negra industrializa la piedra que es triturada en canteras para producir cemento. Minerar es una empresa que le brinda la piedra a Loma Negra para producir ese cemento. Estamos hablando de piedra caliza, que es exclusiva para Loma Negra y todas sus plantas, lo que encuadra claramente a estos trabajadores en la rama Cemento. Pero la empresa tiene a todos sus trabajadores encuadrados en la rama Cal y Piedra, que recibe sueldos muy inferiores y se resiste -con la complicidad del Ministerio de Trabajo local- a encuadrar el personal de su canteras en la rama Cemento, lo que conlleva a que los trabajadores pierdan derechos y, fundamentalmente, beneficios económicos.

Hace 27 días el ministerio dictó una conciliación obligatoria, que terminó hace unos días. El Ministerio de Trabajo de la Nación determinó una prórroga de 5 días más para encontrar una solución. Pero ésta no llega y las empresas se niegan al reencuadramiento para continuar sometiendo a los mineros de Olavarría a la precarizacion. Un triunfo del encuadramiento de los trabajadores de las canteras de Loma Negra implicaría dejar al descubierto este procedimiento de precarizacion laboral, que es el rasgo dominante de toda la industria minera.

El encuadre en Cemento merece una paro general de la poderosa seccional de Olavarría y un paro hasta que la empresa (que sigue produciendo lo mismo con casi 50 trabajadores menos, afectados por los dispositivos del prevención del Covid) baje el copete.

La burocracia nacional de AOMA no va a ir más allá de los reclamos, acaban de permitir cerrar sin lucha la Mina Aguilar. Todo el apoyo al encuadre de los trabajadores de Loma Negra.

Suscribite a Política Obrera