Ofensiva clerical contra el aborto legal

Escribe Ana Belinco

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el marco de una misa celebrada este sábado en la Basílica de Luján, la Conferencia Episcopal Argentina (CEA) volvió a expresar su "dolor" frente al tratamiento en el Senado del proyecto de legalización del aborto que tendrá lugar el 29 de dicembre próximo.

La celebración se transmitió en directo por redes sociales, bajo el lema "A tí confiamos la causa de la vida". Participaron el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Mario Poli; y el arzobispo de Mendoza, Marcelo Colombo; el secretario general de la CEA y obispo de Chascomús, Carlos Malfa; y el arzobispo de Mercedes-Luján, Jorge Scheinig.

El sermón oscurantista trató de “inoportuno” el debate. En palabras del obispo Ojea, obispo de San Isidro y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina, "cuando hablamos de tiempo oportuno, nos referimos a la sabiduría de leer en profundidad lo que se está viviendo, la magnitud y la complejidad de la crisis que atravesamos, para poner nuestras mejores energías en resolver los problemas que nos urgen hoy". Para el clero, se ve, hay otras prioridades.

La cuestión es que las mujeres trabajadoras -como todo el movimiento obrero- son azotadas por la miseria que el régimen político y las iglesias se encargan de perpetuar. Sus colaterales, como la CTEP de Grabois, ofrecen el servicio de contención de los reclamos por la administración punteril del asistencialismo estatal. Mientras las mujeres luchaban en Guernica por un pedazo de tierra para vivir, Grabois montaba un espectáculo de poca monta en terrenos de los Etchevehere, una farsa que terminó resolviéndose a favor del ala macrista de la familia terrateniente. Dicho esto, mientras la Iglesia dice que hay que encargarse del hambre, las mujeres más pobres son las que terminan muriendo en abortos clandestinos. “La causa de la vida”, el lema del Episcopado, será pisoteada una vez más con el saqueo que se va a perpetrar contra los jubilados el mismo 29D en el Congreso, con el voto ´transversal´ de diputados “verdes” y “celestes”, anticipo del ajuste fiscal que exige el FMI.

Durante la misa en cuestión, los eclesiásticos, pidieron a la Virgen María que provoque "una serena reflexión" en las "mentes" y "corazones" de los legisladores. En este marco de ofensiva del oscurantismo clerical, el domingo 27, a dos días del tratamiento del proyecto en el Senado, las iglesias de todo el país convocaron a celebrar sus rituales con una "especial intención por la vida naciente". El objetivo claro de todas estas declaraciones es imprimir una fuerte presión eclesiástica para incidir sobre cuestiones de salud pública que deberían ser temas de órbita excluyentemente estatal.

Se impone más que nunca organizarnos y luchar en la calle por la separación efectiva de las Iglesias del Estado, por una educación sexual laica y científica y por el aborto legal ya sin ningún tipo de restricciones a medidas del clero.

Aborto legal ya. No al robo a los jubilados.

Suscribite a Política Obrera