Olavarría: 1.350 afiliaciones en 20 días

Escribe Belén Duaca

Conclusiones de una gran campaña por la legalidad

Tiempo de lectura: 2 minutos

Transcurridos 20 días de actividad en el Municipio de Olavarría, séptima sección electoral de la Provincia de Buenos Aires, podemos afirmar que la campaña por nuestra legalidad no es moco de pavo.

Habiendo cumplido el objetivo de conquistar más de 1.350 afiliaciones, logramos superar el requisito legal de la justicia electoral.

La actividad puerta a puerta nos permitió ver y sacar conclusiones del ánimo de trabajadores, jubilados y desocupados: rechazo al régimen, hartazgo de los partidos de la burguesía. Este elemento presenta, asimismo, una dificultad al momento de pedirle a los vecinos sus datos personales para completar la afiliación, ya que al tratarse de un partido político, quedamos encasillados dentro de “los partidos políticos son todos iguales”. Sin embargo, esto nos daba pie para desarrollar nuestros planteos y delimitarnos de los partidos de la burguesía, demostrando que somos un partido de trabajadores que reivindica los intereses de la clase obrera.

Pese al hartazgo social, el apoyo y la solidaridad de los vecinos de Olavarría y Azul fue creciendo con el paso de los días. En las barriadas obreras, donde hemos conseguido mayor apoyo, nos enfrentamos a que muchos vecinos por primera vez escuchaban al Partido Obrero (Tendencia). Aun así, esto no era una traba para desarrollar qué estábamos haciendo; por el contrario, esos debates empujaron a politizar la discusión.

Así también, el contacto con trabajadores de la industria del cemento, quienes reconocían el rol del Partido Obrero en la lucha, demostraban el interés de que el PO esté presente en el proceso electoral y también seguir manteniendo un contacto político.

En un contexto pandémico y del aumento de los casos por COVID-19, la campaña de afiliaciones nos confronta con dificultades y obstáculos. No obstante, en el diálogo con los vecinos y trabajadores, explicamos el motivo de la campaña y las trabas burocráticas y sobre esta base hemos conquistado el apoyo de muchos sectores.

Los debates e intercambios durante estos 20 días nos permitieron sacar conclusiones de la importancia de conquistar nuestra legalidad para colocar un planteo de salida a la crisis. Resulta importante comprender que conseguir nuestra legalidad supera la cuestión electoral y se enmarca en un contexto de crisis política y de retroceso político y programático de la izquierda.

Es ahí donde nuestra actividad debe poner sobre la mesa la importancia de conseguir la legalidad de nuestro partido, para poder colocar nuestro programa y ampliar el campo de nuestra intervención política.

Por todo esto, llevemos esta campaña a la victoria.

Suscribite a Política Obrera