CABA: la lucha por la legalidad se abre camino entre la población migrante

Escribe El Be

Tiempo de lectura: 3 minutos

Desde hace varios meses, la lucha por la legalidad es una tarea de primer orden para la militancia de la Tendencia del Partido Obrero: la necesidad de ganar un lugar en el escenario político-electoral al servicio de una estrategia revolucionaria y para exponer y difundir un programa de reivindicaciones transitorias obrera y socialistas. Es necesario disputar cada centímetro de espacio político para una agitación socialista. Las elecciones ya se han inscripto en el espacio político de 2021, como un subproducto de una crisis de poder. Haber alcanzado el objetivo en CABA de más de 4.000 adhesiones ha sido un insumo para redoblar los esfuerzos y llegar al objetivo de afiliaciones.

La campaña de la legalidad de la Tendencia está empezando a avanzar entre el sector migrante de la población, que se encuentra con derechos limitados para participar de la vida política del país. Los extranjeros no nacionalizados tienden vedado afiliarse a un partido o votar en las elecciones presidenciales. En las comunas del sur de la Capital, donde se encuentran las villas más importantes (Villa 31, la 21-24, la 1-11-14, la 20, la 15), la población migrante se ubicaba, hace seis años, por encima del 20%. Entre las comunas mencionadas se encuentra el sector más explotado de la ciudad, una fuerza laboral ultra-precarizada.

A los miles que aún no tenían tramitada su residencia, les fue negado el acceso al IFE, cuando los trámites legales se encontraban paralizados en su totalidad. Los migrantes extranjeros suelen ser el blanco de los ataques de los partidos del régimen a la hora de explicar la crisis económica, la desocupación o el crecimiento del delito. En esa sintonía, el gobierno de Macri promulgó un decreto anti-migratorio en 2017, que aún sigue en vigencia. No es casual, entonces, que la población extranjera sea la más asidua a darnos su afiliación. En las villas, en las asambleas del Polo Obrero Tendencia, la predisposición es total. La indignación es grande cuando se enteran de que la ley de partidos no les permite a los extranjeros afiliarse a un partido nacional ni aún teniendo la residencia permanente.

En las actividades callejeras, algunos extranjeros que pretendían afiliarse vuelven a nuestra mesas con sus hijos (nacidos en el país) para que le hablemos de la afiliación. Otro ejemplo es el de las compañeras del Polo Obrero Tendencia, que lograron abrir una veta de desarrollo para la campaña de la legalidad: se lanzaron a afiliar a sus hijos, maridos, conocidos, vecinos, amigas, etc, de nacionalidad argentina.

El cuerpo de delegados del Polo Obrero Tendencia resolvió redoblar los esfuerzos para que la campaña por la legalidad tome impulso en las villas. Las delegadas han afiliado a sus familias y amigas, abriendo padrones de hasta 15 o 20 afiliados cada una. Se discutió también sumarse a las actividades callejeras de la Tendencia y montar actividades en los alrededores de las villas para que la lucha por la legalidad llegue a todos los rincones de los barrios. La campaña será llevada a las asambleas para llevar a cabo el trabajo de padrón.

En las villas tenemos una base importante sobre la que apoyarnos para nuestra agitación por la legalidad: las innumerables ollas populares que pusimos en pie durante la pandemia y que siguen funcionando cada semana. La campaña de adhesiones en las villas llevada a cabo el año pasado nos contactó con vecinos que hoy están movilizando y sosteniendo ollas populares en los barrios con el Polo Obrero Tendencia. Discutimos que en cada olla debemos tener nuestro material de agitación y fichas de afiliación. Es una campaña que debe llevarse a cabo con la mayor impronta política, ya que es moneda corriente en los barrios que los punteros impongan la afiliación a su partido a cambio de un plato de comida. La Tendencia del PO rechaza los métodos punteriles y llama a todos los trabajadores a dejar su afiliación a conciencia, en defensa de un programa de la clase obrera.

LEER MÁS

Olavarría: 1.350 afiliaciones en 20 días; escribe Belén Duaca

Suscribite a Política Obrera