Qué dejó la primera jornada de “presencialidad” en CABA

Escribe Ana Belinco

Tiempo de lectura: 2 minutos

El Jefe de Gobierno Horacio Rodríguez Larreta y Soledad Acuña aseguraron que, para el “retorno a la presencialidad” en las escuelas porteñas, se había establecido “un protocolo minuciosamente elaborado y seguro”. Por su parte, el ministro de Educación nacional, Nicolás Trotta, aseguró que “la Ciudad es uno de los distritos que está en mejores condiciones para la presencialidad” (AM 750).

Sin embargo, lejos de las “seguridades” aventuradas por los funcionarios, lo que se observó a lo largo de la jornada fue que el gobierno de la Ciudad ni siquiera garantizó los elementos de seguridad e higiene que se comprometieron en el propio protocolo que elaboraron las autoridades.

La vuelta a las aulas se dio en el marco de la primera jornada de huelga de 72 horas convocado por Ademys, con acatamiento dispar. UTE, el gremio mayoritario, dirigido por los K, protestó de palabra, pero no organizó nada contra el experimento criminal de retorno a clase en pandemia.

Docentes, familias y estudiantes protagonizaron semaforazos y protestas en La Boca, Villa Urquiza, Caballito y Villa Devoto. En otras escuelas, la docencia se encargó de denunciar la falta de insumos de seguridad e higiene mientras las familias se aglomeraban en las puertas de los edificios escolares a los que ni siquiera había llegado la cartelería informativa y para la prevención que el Gobierno de la Ciudad estipuló como condición para la apertura de las escuelas. Varias escuelas con casos confirmados de Covid en docentes abrieron sus puertas, pese a la denuncia del resto del personal que exigía ser aislado por contacto estrecho.

Algunas agrupaciones de izquierda, como La 9 de abril-La Marrón del PTS, se plegaron al paro de Ademys, con la consigna de "la vuelta segura”, que Larreta no estaría cumpliendo. Se trata de un apoyo a la presencialidad protocolizada. Los números de nuevos contagiados, sin embargo, continúan siendo altísimos, y la docencia no tiene ni cerca la perspectiva de un plan de vacunación extensivo. En Chile, donde la vacunación marcha a mejor ritmo y ha llegado a parte de la docencia, el Consejo de Educadores rechaza la presencialidad por prematura y exige la aplicación total de las dos dosis.

Desde la dirección de Ademys se llevó adelante, frente a la Jefatura del Gobierno de la Ciudad, una conferencia de prensa junto a representantes de cooperadoras escolares, de Familias por un Retorno seguro, de Vacantes para Todos, organizaciones de estudiantes y representantes de los Suteba Multicolor de provincia de Buenos Aires.

Desde Tribuna Docente Tendencia, como parte de la oposición en UTE y de la Multicolor en Ademys, llamamos a fortalecer la Caravana que se realizará este jueves 18 de febrero bajo la consigna de que ¨En pandemia y sin vacunas, rechazamos la presencialidad¨ - en defensa de la vida y la educación. La convocatoria es a las 17 horas en el Congreso y desde ahí se irá hasta el Ministerio de Educación Nacional en el marco de la segunda jornada de lucha del paro de 72 horas.

Suscribite a Política Obrera