Una presencialidad arbitraria que infecta

Escribe Norma Roca - Docente de la Escuela 7 D.E. N°1 Adultos

Tiempo de lectura: 1 minuto

Los docentes nos enfrentamos a muchas arbitrariedades en esta “nueva normalidad”. El gobierno decidió dejar sin trabajo a centenares de docentes, seguramente especulando, por un lado, con la baja asistencia de alumnos y, por el otro, con bajar la cantidad de cargos ante la posible vuelta a una cuarentena estricta.

Esto significa cargos que no se cubren porque pretenden que los cubran los que están en posibilidad de dar clases presenciales; es decir, bibliotecarias, profesoras de plástica, y hasta celadores de comedor o preceptores (que no poseen ningún título pedagógico) los han puesto al frente de grupos de alumnos para dar clase. Con los cargos que no se cubren el gobierno exige a la P.O.F. de la escuela que los cubran con el plantel que está trabajando. Colocando a quien sea al frente del aula. Los actos públicos son una burla, llenos de irregularidades, como fue el del 11 de febrero pasado, cuando colapsó la sesión digital ni bien empezó. En los que sí se realizan, no se publican los cargos requeridos por las conducciones escolares y no es transparente la designación de los mismos.

En el área de Adultos Primaria, en su mayoría, las clases siguen siendo virtuales por no disponer de un auxiliar de portería. Ahora pretenden que, de haber aulas en otro edificio que sí tiene auxiliar, los docentes deban trasladarse a este otro establecimiento a cumplir con el horario, rompiendo con la política de las “burbujas sanitarias” para ahorrar un cargo. El gobierno está echando mano al Estatuto Docente a cada paso. En el área de Especial, con los cargos de ACDM (celadores de discapacitados) avanzaron en cesantear a todos los que pudieron para flexibilizar todavía mas a los que ya estaban en planta. En esta área no salió ningún cargo desde febrero 2020.

Paremos esta presencialidad que infecta cada día a mas compañeros, abriendo una amplia deliberación en todas las escuelas. Con asambleas, eligiendo delegados y formando comités de seguridad e higiene. Por aumento salarial, los nombramientos necesarios y la reapertura de la paritaria.

Suscribite a Política Obrera