8M: las mujeres de Berazategui nos organizamos

Escribe Claudia Molina

Tiempo de lectura: 1 minuto

En estas últimas semanas las compañeras del Polo Obrero Tendencia de Berazategui vivimos en carne propia la violencia del Estado. Un estado responsable de todas las miserias de las mujeres, el mismo que protege y ampara la violencia de género que vivimos, dejando libres a los violentos.

Una de nuestras compañeras fue víctima de violencia física y psicológica, por lo cual decidimos actuar en su defensa.

Luego de acompañarla a hacer efectiva la denuncia en la comisaría de la mujer, la vivencia en la secretaría de la mujer del municipio, a cargo de Salomé Pereyra, fue la siguiente: la funcionaria nos comunicó que el área no cuenta con presupuesto económico para afrontar una salida a las situaciones que vivimos las mujeres. La misma área está compuesta por mujeres precarizadas que cobran un plan Potenciar Trabajo y, para las víctimas denunciantes, solo están en condiciones de ofrecer un subsidio por única vez, eso si tenés la suerte de que te lo den. El municipio no cuenta con casas de refugio como para contener a la víctima y proteger sus vidas y las de los hijos.

A la compañera le otorgaron inmediatamente la exclusión del hogar del violento, el botón antipánico y la perimetral, medidas que en más de una oportunidad hemos visto su ineficacia. Sin recursos para que una mujer pueda reestablecerse y rehacer su vida efectivamente, las medidas “judiciales” son sistemáticamente violadas por los violentos.

Sabemos que, en este régimen social de sometimientos y condiciones paupérrimas en el que vivimos, la única salida es organizarnos y darle lucha de forma independiente del Estado y los gobiernos, que sólo toman medidas cosméticas y no ponen el presupuesto necesario para resolver las situaciones angustiantes y tremendamente dolorosas que atravesamos las mujeres de la clase obrera.

Seguiremos acompañando a nuestra compañera desde el PdT y el Polo Obrero Tendencia, para que el Estado se responsabilice de la situación que está atravesando.

Este 8 de Marzo, más que nunca, levantemos nuestras consignas de: Casas refugios.

¡Subsidios a las víctimas de violencia de género!

Nombramiento de psicólogos ya! ¡Guarderías y salas multiedad!

Suscribite a Política Obrera