El 18 de marzo, los desocupados llenamos Plaza de Mayo

Escribe Por Mesa Nacional del Polo Obrero (Tendencia)

Tiempo de lectura: 1 minuto

Como lo anticipaba la amplitud de la convocatoria, este jueves 18 los desocupados, precarizados y sus organizaciones coparon la Plaza de Mayo y el centro porteño. Las columnas ingresaron a la Plaza a través de tres avenidas. Las acciones se replicaron en todo el país. El pedido conjunto fue de aumento del salario mínimo –al cual se encuentra asociado el monto de los planes- y de la asistencia social. La Tendencia del Polo Obrero participó con una gran columna de miles de compañeros que tuvo delegaciones de todo el conurbano y de la capital. Culminamos la jornada con un acto, en donde habló la compañera Eva Gutiérrez. La movilización había sido impulsada por la casi totalidad de organizaciones piqueteras independientes del elenco oficial.

En la Plaza fue denunciada la interrupción de la entrega de alimentos a comedores y la escasa ayuda entregada a través de los programas sociales. La canasta básica de pobreza, según informó el INDEC, está en $57.997 para las familias. Muy lejos de los ingresos que brindan tanto los planes sociales como el salario mínimo, que hoy es de $21.600.

El Polo Obrero Tendencia llegó a esta jornada luego de una gran semana de lucha: el lunes, frente a la Embajada de Paraguay en apoyo a la rebelión popular. Los días posteriores, en los piquetes y cortes que lograron la aparición con vida de Maia.

Llevamos un programa: aumento del salario mínimo al costo de la canasta familiar, seguro al desocupado y jubilación del 82%, plan de obras, urbanización de barrios y asentamientos, bolsa de trabajo a cargo de las organizaciones, pase a planta de todos los compañeros que realizan tareas en municipios, vacunas para toda la población y declaración de la vacuna como bien público.

La movilización tuvo lugar en momentos en que el gobierno refuerza sus tentativas de cooptación y estatización del movimiento de desocupados, al que pretende integrar a la mesa del Consejo del Salario, o a través del esquema de trabajo precarizado que plantean desde el Ministerio de Desarrollo Social. En la convocatoria del Polo (T), colocamos fuertemente la cuestión de la independencia política de las organizaciones sociales del Estado.

Suscribite a Política Obrera