La Matanza: “Nos sumamos a construir la Tendencia del Polo Obrero”

Escribe Polo Obrero (Tendencia) - González Catán (La Matanza)

Tiempo de lectura: 2 minutos

En el Polo Obrero del barrio Dorrego, de González Catán, luego de debatir en asamblea, hemos votado organizarnos en el Polo Obrero de la Tendencia del Partido Obrero. La siguiente carta pública formó parte de una de las resoluciones de la reunión.

La crisis económica y social, en el marco de la pandemia, hace más necesario que nunca que los trabajadores desocupados nos organicemos por el derecho al trabajo, la salud y nuestras condiciones de vida.

En el último período, hemos visto cómo nuestro Polo Obrero se fue convirtiendo en un aparato punteril, que hoy lejos está de ser aquella organización que supimos construir, desde sus inicios en La Matanza. El debate político y la deliberación en asambleas fueron siendo reemplazados por capataces que dan “órdenes” y amedrentan todo el tiempo a los compañeros que no “cumplen” con las directivas. Constantes aprietes y malos tratos, que no son propios de compañeros, sino de patrones, se han convertido en moneda corriente en el Polo Obrero (oficial).

Hace mucho tiempo nuestra organización ha dejado de reclamar el derecho al trabajo. Los planes sociales que otorgan los gobiernos de turno tienen el objetivo de mantener a la gente “calmada”, mientras unos pocos se quedan con toda la riqueza del país. Queremos un trabajo digno y un salario igual a la canasta familiar, tener derecho de licencia por enfermedad, tener ART y vacaciones. Como cualquier trabajador en blanco. El desinterés por plantear este reclamo de parte de los que hoy conducen el Polo Obrero (o) tiene un objetivo muy claro: sostener la pobreza y a un régimen social descompuesto que no tiene nada para ofrecernos. La solución a todos nuestros reclamos sólo vendrá de nuestra propia organización, en conjunto con la clase obrera ocupada.

A pesar de las difamaciones, las extorsiones, y la certeza de que luego de pasarnos a la Tendencia perderíamos el sustento para nuestros comedores, hemos tomado esta decisión de manera consciente. Cuando el oficialismo del Polo se enteró de nuestra decisión se llevaron de nuestro local todos los materiales con los que preparábamos la comida para cientos de compañeros en el barrio. Llevándose cosas insólitas, foquitos de luz y hasta el cesto del baño. Negándose al debate cara a cara con los compañeros en la asamblea, optaron por apropiarse de nuestras pertenencias. Reclamamos la devolución inmediata de todos nuestros elementos de cocina.

También nos eliminaron de los grupos de WhatsApp sin mediar palabra y ahora mismo los dirigentes del oficialismo están amenazando a más compañeros con represalias y castigos si se pasan a la Tendencia. ¿Qué clase de organización se construye con estos métodos propios de matones y patrones?

Como varios compañeros dijeron en nuestra asamblea, queremos recuperar al “Polo de antes”. Queremos recuperar el compañerismo, nuestros derechos y la democracia. Dónde cada uno pueda dar su punto de vista y no sienta miedo de poder hacerlo.

Les decimos a nuestros compañeros que no podemos tolerar más que nos aprieten, que nos maltraten: ¡Recuperemos lo que es nuestro!

Queremos trabajo, queremos un sueldo digno

Queremos luchar por todos y cada uno de nuestros compañeros.

¡Súmense que la lucha es de todos!

Suscribite a Política Obrera