Chubut: el gobierno persigue a los docentes en Las Golondrinas después de los incendios y en plena pandemia

Escribe Gastón Spur

Tiempo de lectura: 2 minutos

El gobierno del Chubut, a través de la ministra Florencia Perata, ha bajado directivas dirigidas a las supervisiones regionales de toda la provincia para que los equipos directivos releven a los docentes que hayan adherido a paro o a retención de servicio desde el 8 de Marzo. Una de las delegaciones regionales a la cual se intima es Las Golondrinas, que se encuentra entre las zonas más castigadas por los incendios en cordillera hace un par de semanas y lugar donde los vecinos denuncian ausencia estatal en respuesta a las consecuencias del siniestro y en las tareas de reconstrucción de las viviendas de los damnificados.

La semana pasada ATE- seccional Trelew- informó que del recorrido de 25 escuelas de la ciudad elevó un reclamo al Ministerio de Educación porque 17 de ellas se encuentran con problemas de infraestructura y falta de recursos de sanitización básicos (alcohol en gel, barbijos y guantes descartables), falta de matafuegos o vencidos, presencia de ratas, palomas y murciélagos, tanques sin limpieza, techos rotos, falta de internet y/o teléfono, baños rotos, cloacas rotas, calderas rotas, caloramas rotos, falta de desmalezamiento en los predios, falta de personal para estas tareas.

Según los mismos docentes sólo el 30 % de las escuelas están trabajando en presencialidad por esta realidad. Las escuelas de la cordillera se abocaron a asistir a las familias afectadas por los incendios y recién en estos días están adecuándose al protocolo para la presencialidad, que es ambiguo y poco claro. Se han sumado medios de comunicación de la zona y parte de equipos directivos a esta estigmatización y persecución a los trabajadores de la educación en lucha, haciendo la vista gorda ante el abandono y desidia del Estado para con la educación, sus trabajadores y alumnos.

Tras de más de un mes de dilaciones el gobierno propone al 5 de abril como fecha de negociaciones paritarias. La docencia provincial llega con los salarios devastados por la inflación luego de 2 años sin aumentos ni paritarias, gracias a las maniobras conjuntas del Estado y la Celeste de Goodman (conducción de la ATECh) que garantiza el pacto de ajuste y hambre de Arcioni y Fernandéz. Contra estos ataques del Estado provincial los trabajadores de la educación debemos organizarnos desde las bases a través de asambleas en cada escuela para discutir un plan de lucha que rechace esta persecución y coacción a los docentes que sostienen distintas medidas de fuerza, que releven la situación de infraestructura en cada escuela y articule un plan de obras, que propongan una recomposición salarial acorde a la canasta familiar, el pago en tiempo y forma, vacunación para todos trabajadores de la educación, garantías para la conectividad y el rechazo enfático a la presencialidad ante el avance la segunda ola de contagio de covid.

Suscribite a Política Obrera