Despidos fraudulentos en Carrefour

Escribe Violeta

Tiempo de lectura: 3 minutos

Bajo el argumento de “malos procedimientos”, Carrefour despidió fraudulentamente “con causa” a compañeros durante la última semana. Sin un llamado de atención, suspensión o sanciones previas serían 60 los despedidos. Pretende de esta manera, además de dejarlos en la calle, negarles la indemnización siendo compañeros con mucha antigüedad y profundizar la flexibilización.

En 2018 Carrefour presentó un pedido de Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC). Sin demostrar los problemas económicos que la multinacional francesa alude, el PPC fue avalado hasta 2021 por el ministerio de Trabajo y la burocracia sindical con Cavalieri a la cabeza.

El PPC significó graves avances de la precarización y flexibilización laboral y reducciones en las cargas patronales, beneficiando sustancialmente a Carrefour a costa de los trabajadores.

Carrefour se deshizo de más de 1000 trabajadores a nivel nacional, bajo la forma de "retiros voluntarios" (despidos encubiertos) con una mayor indemnización y cerró en los últimos años 8 sucursales, Market e Hiper, para concentrarse en los Maxi y principalmente en los Express.

El motivo es que en estos formatos somos trabajadores polivalentes (todos somos repositores, cajeros, hacemos las descargas de los camiones de mercadería, etc), además de que quitaron el personal de limpieza y de seguridad en la mayoría de los locales, obligándonos a tomar tareas que no nos corresponden de acuerdo al convenio de comercio. Nos exponen física y psicológicamente, como sucede con los constantes robos que sufrimos y, muchos casos hasta hubo trabajadores violentados gravemente. Incluso nos sumaron tareas como la carga de SUBE o EXTRA CASH y tareas de envíos a domicilio en algunos locales.

Como si fuera poco, con el PPC nos realizaron una reducción salarial encubierta separando del salario básico los adicionales por empresa, así estos van quedando achatados con los aumentos y los nuevos compañeros contratados ni siquiera lo cobran. Una pérdida de casi $5000 para los de jornada completa en su mayoría en los formatos más grandes. Los 18 meses que duraba el acuerdo de partes de no despedir venció en octubre de 2019 pero sigue rigiendo la reducción del 50% de cargas patronales hasta el 2021. Y mientras despide compañeros con antigüedad, mejores condiciones laborales y salariales, se incrementó el porcentaje de “personal eventual”, con una rotación constante de esos planteles, que entran por la puerta giratoria y en muchísimos casos superan el periodo de prueba y siguen contratados por agencia sin pasar a planta permanente, cometiéndose otro fraude laboral.

“Malos procedimientos” (o el chivo expiatorio)

Para justificar los despidos la empresa armó hace unos meses un listado de “procedimientos causales de despido”, que no tienen ningún aval legal e incluso son completamente irrealizables por las condiciones de trabajo acelerado por la flexibilización enumerada y las exigencias de Carrefour y de los clientes. Esto la gerencia lo sabe al punto de promover a los jefes su incumplimiento para “llegar a los números” que exigen.

Estos últimos despidos son parte del intento que están llevando adelante varias empresas con el amparo de las burocracias sindicales y el Ministerio de Trabajo, que usan la crisis económica y el hambre que estamos padeciendo, para atacar nuestros derechos y obtener mano de obra barata y flexible. Se trata de un ataque al conjunto de los trabajadores y trabajadoras de Carrefour.

¿Cómo lo revertimos?

Los trabajadores venimos resistiendo y rechazando los ataques de Carrefour y su gerencia, pero sin el apoyo de “nuestros” delegados que más bien han dejado pasar todo esto.

Como es sabido por los propios trabajadores, los delegados de Carrefour (que en el caso de Express no votamos, sino que nos imponen delegados de los Hiper) arreglan los despidos con la patronal en la mayoría de los casos y/o los justifican tildando de "indefendibles" a los compañeros, reproduciendo el fraude de la empresa y colocándose como una extensión de RRHH en lugar de desarrollar la unidad y organización propias de trabajadores para defendernos colectivamente.

Llamamos a los compañeros de Carrefour a deliberar en cada lugar de trabajo para organizarnos y tomar medidas en unidad, revertir estos despidos y prepararnos para enfrentar los despidos y flexibilización que la empresa pretende profundizar.

Reincorporación de los despedidos.

Abajo el preventivo de crisis fraudulento.

Asambleas para votar un plan de acción contra la precarización y la flexibilización laboral.

Por un salario mínimo igual la canasta básica familiar, hoy en $70.000.

Abajo las reformas laboral y previsional.

Suscribite a Política Obrera