El fracaso del aparato del PO en Salta

Entrevista con Jorge Calvo en Radio 10 – Salta.

Tiempo de lectura: 8 minutos

Jorge Calvo: Buenos días, Altamira, qué es lo que anda pasando por el PO, nos interesa la salud del PO.

Jorge Altamira: Empecemos por la superficial, luego vamos cavando las profundidades. Del Pla, López y Foffani han formado otro partido y lo han inscrito en la justicia electoral. Hicieron una conferencia de prensa, se llama Frente de Unidad Trabajadora. Pretender al mismo tiempo estar en el FUT y en el PO es un delito electoral. No se puede estar afiliado a dos partidos.

JC: ¿Y cuál es la razón de que hayan hecho eso, usted la conoce?

JA: Ocurre lo siguiente, desde hace mucho tiempo, tres años, probablemente cuatro, no Foffani sino López y Del Plá constituyen una minoría dentro del Partido Obrero de Salta frente a una mayoría que durante un largo tiempo condujo Cristina Foffani y yo le diría que fue la cabeza, la líder de una mayoría que tenía críticas a Del Plá y López, o que tenía planteamientos con los cuales López y Del Plá no coincidían. Por lo tanto, es una mayoría que ya tiene larga data, y que a partir del año 2019 llevó ahora junto también a Fofanni, y lo voy a explicar, llevó a López y Del Plá a abandonar el PO. Hace dos años que no militan en el PO, no concurren a sus reuniones y nunca fueron expulsados; porque en nuestro partido si usted tiene una disidencia no es motivo de expulsión. Para ser expulsado tiene que haber una inconducta, un hecho irregular. De manera que hace dos años que están fuera del PO y no fueron expulsados, pero al formar un partido político propio quedaron automáticamente fuera del PO. Inclusive pueden ser penalizados por la Justicia si se mantuvieran en dos partidos; si nosotros no los separábamos de nuestro partido éramos cómplices de una doble afiliación. Ahora, pertenecer a dos partidos es una inconducta política. Frente a la ciudadanía usted no puede pertenecer a dos partidos, no ya ante la Justicia sino ante la ciudadanía, porque la responsabilidad en un militante frente a la ciudadanía es la coherencia del pensamiento y el que está en dos partidos debe tener un pensamiento incoherente.

JC: Indudablemente que es cierto todo lo que dice usted: nadie puede pertenecer a dos partidos. Más allá de que lo indique la ley también hay una cuestión de conciencia cívica y una parte ética que es un componente importante en la conducta de un dirigente político.

JA: Cuando yo le señalo a usted, Calvo, que Cristina Foffani fue la líder de la mayoría de la dirección del PO, lo que quiero mostrarle es que no ha habido ninguna interferencia de nadie en Salta, porque esto fue desarrollado por la propia Cristina Foffani. Cristina Foffani luego cambia de bando, y uso esta expresión, que ahora voy a explicar, con rigor. A raíz de los acontecimientos nacionales (por crisis internas que tenemos en el PO a nivel nacional), una dirección del PO me prohibió dar conferencias, y en ocasión del aniversario del Cordobazo, el PO de Salta me invito a dar una conferencia sobre el Cordobazo y desoyó el planteo de la dirección nacional que se me prohibiera dar una conferencia. Entonces, en ese momento, Foffani eligió el bando de los censores y abandonó a sus compañeros de mayoría.

Ahora, le quiero decir esto, prohibir a un dirigente de cualquier partido, en este caso del PO, incluso dar conferencias es un delito político. Nosotros les hemos contestado en un texto que está circulando, supongo hoy, en Salta, que nadie va a lograr conmigo lo que no logró Jorge Rafael Videla, que me calle la boca, y menos para hablar sobre un acontecimiento histórico. Entonces, de forma inexplicable desde el punto de vista de la coherencia, la posición de Cristina Foffani quedó del otro lado, de su marido y de López. La mayoría de la dirección se fortaleció, usted piense que el PO de Salta que conducen Gabriela Jorge, Violeta Gil y otros compañeros como Samuel Huerga, de Orán, está organizado en el resto de la provincia; no es el caso de López y Del Plá; estamos presentes en Tartagal, Aguaray, Rosario de Lerma, Orán, Colonia Santa Rosa, Salvador Mazza, a lo largo de la provincia, quizá no en todos los distritos, pero a lo largo de la provincia. Claudio Del Plá fue invitado como congresal al congreso que lo separó, se defendió, pero la votación que lo ha separado fue pública, fue abierta, fue clara. La conducta que han seguido las compañeras y compañeros de Salta es irreprochable; el que está en falta es Del Plá, López, etc. Ahora, esto tiene que ver con una discusión política más amplia, indudablemente, pero un partido como el PO que me tocó fundar, y que participé de todas estas etapas, las divergencias se zanjan por medio de la discusión o no se zanjan.

JC: Me llama mucho la atención porque acá se suponía que tenía una muy buena relación, una estrecha, inclusive, relación entre usted y estos dirigentes a los que estamos haciendo referencia ahora, ¿no?

JA: Claro. En un programa de televisión, la periodista tuvo una actitud muy agresiva con Claudio Del Plá, cuando ya estábamos separados; yo no acompañé a la periodista, yo le llame la atención a ella que Claudio Del Plá, cuando no había casi nadie en Salta que construyera el PO, lo construyó, lo desarrolló, no me cabe ninguna duda de que tiene un pasado de luchador. El tema es que ahora ha adherido a una posición de aparato; él mismo, en el Congreso, y está señalado en un texto que usted puede leer en el día de hoy, le dijo a otra congresal que la expulsión mía del PO nacional él la votó por teléfono; lo llamaron por teléfono y le dijeron “che, vamos a écharlo a Altamira, bueno… échenlo” ¡por teléfono! Luego, eso fue presentado por una resolución del Comité Nacional. Ahora, yo no fui convocado a ningún congreso para defenderme; en cambio Claudio Del Plá fue convocado a este congreso para que hiciera su defensa.

JC. ¿Todo esto comenzó cuando se formó el famoso FIT? Allí empezó, tal vez, este tipo de debacle dentro del partido, internamente hablando.

JA: Si usted quiere profundizar, el PO, en el FIT, tenía las posiciones políticas que yo sostengo frente al PO oficial, hoy. Se resume en lo siguiente: nosotros luchamos por el socialismo, no luchamos por ser un partido más o menos de izquierda dentro del sistema. La pandemia que tenemos hoy, la falta de vacunas, el monopolio de esas vacunas, los negociados con las vacunas, la destrucción de la salud pública, no hay camas, todo eso no tiene salida con este sistema, el empobrecimiento ha sido brutal, en cambio la bolsa de Nueva York tocó los picos más altos de su historia. La pandemia ha enriquecido a los que eran ricos y ha empobrecido a los eran más pobres, por eso somos socialistas. Entonces, frente a nuestros partidos aliados teníamos estas divergencias porque los considerábamos adaptados, electoralmente, al sistema, a un progreso parlamentario sin visión estratégica. La divergencia que tenemos ahora en el Partido Obrero es que el sector contrario a nosotros ha adoptado el punto de vista del resto de los partidos de izquierda y la pelea de ellos es solamente por quién encabeza una lista electoral. La polémica que tenemos dentro del PO y la izquierda es una polémica a nivel internacional. Toda la izquierda se interroga, en el mundo, sobre el camino a seguir, la inmensa mayoría decide adaptarse, porque se ve que no hay en ningún proceso popular en otros países donde haya una dirección de izquierda. Esto es muy significativo. Entonces, esta es una polémica internacional y nosotros tenemos una posición que nos llevó a fundar el Partido Obrero en su momento, la defendemos y la seguimos defendiendo y nunca echaríamos a nadie que esté en contra de nosotros porque eso se arregla en la discusión, y si el debate no permite una superación de posiciones, eso se arregla por medio del voto.

JC: Ese es el tema democrático, obviamente.

JA: No conozco otro.

JC: Más allá de esto, Altamira, ¿cómo se soluciona esto? ¿Tiene alguna solución esto o cada uno ya sigue su rumbo? ¿Cuáles son las consecuencias de la salida de estos tres dirigentes que hayan formado otro partido, hay un vaciamiento respecto a su militancia a los seguidores del PO o el PO sigue funcionando tranquilamente con una dirigencia en pleno donde no se va a notar la ausencia de dirigente que durante tanto tiempo cumplieron la función que usted mismo se encargó de señalar?

JA: Se han vaciado ellos, esta nueva generación de dirigentes, especialmente compañeras, me refiero a mujeres del PO, que han aprendido mucho de esta experiencia política, y yo tengo una inmensa confianza en que ellas y los compañeros que han pasado a través de esta maduración puedan devolverle al Partido Obrero la centralidad que ha tenido.

Es muy lamentable lo que ha hecho Claudio Del Plá. Le voy a decir algo más. En la constelación del PO que tenía esta posición autoritaria de expulsar y todo lo demás, Claudio Del Plá era el ala más débil, la más blanda, la más contraria en este tipo de procedimiento. Se ha dejado arrastrar por otros; esto es objetivo, lo he visto en reuniones. Mientras que había una agresividad autocrática de otros dirigentes del PO, Claudio Del Plá procuraba introducir una moderación.

Ahora Del Plá se ha ido definitivamente porque ha entrado en esa lógica parlamentaria. El PO de Salta tiene que hacer un balance sobre los nueve concejales (que conquistó en la Capital en 2013). Tuvo una posición muy firme y principista, pero luego no desarrolló ninguna acción popular para sostener la actividad de los concejales en el Concejo. Si usted no tiene ninguna acción para sostener es neutralizado por la combinación de los aparatos de los partidos tradicionales. Entonces, ¿cuál es la expectativa? La expectativa es que en un mundo que se sigue desarrollando en el marco de crisis muy intensas, nosotros vamos a debatir y seguir luchando y cada uno hará lo que cree que tiene que hacer. Veamos qué conclusiones saca cada una de la experiencia de crisis humanitaria que hay en el mundo.

JC: ¿El PO de Salta es importante para ustedes a nivel nacional o no?

JA: Y bueno, el Partido Obrero de Salta fue siempre emblemático. Yo acuñé un titular en el periódico, estando en Salta, en un ciber a la 1 de la mañana: “la rebelión baja desde el norte”, que escribí después de un cierre de campaña electoral, donde me impresiono vivamente la cantidad y la naturaleza de la gente que se había nucleado en este acto. Por lo tanto, el PO es el símbolo de un rumbo de luchas, etc. Por eso defendemos a muerte los dirigentes que, de Orán, Tartagal, del sur, del norte de Salta, constituyen la actual mayoría del PO. Ellos (Claudio Del Plá, etc.) han formado otro partido y lo han hecho con un cálculo electoral de poder integrar en igualdad de condiciones una alianza con otros partidos. El cálculo electoral habría envenenado la cabeza de Del Pla.

JC: O sea que obedece una especulación.

JA: ¡Claro! Porque ahora con las adhesiones necesarias pueden ir a los otros partidos de izquierda y decirles: hacemos un frente en igualdad. Están envenenados por el carrerismo electoral. Ahora, al pueblo argentino, el carrerismo electoral le importa un bledo, lo que quieren es una fuerza organizada que le dé una salida a la inmensa mayoría que está sufriendo esta pandemia, cuando el gobernador de Salta reestructura una deuda usuraria con los fondos internacionales y compromete los futuros recursos de Salta. Es el único y verdadero problema. Como inicie, diciendo arranquemos por la superficie y vayamos cavando, nos metemos en las profundidades.

JC. Bueno, la idea de esto, Altamira, era un poco echar una luz para que la gente sepa qué es lo que ocurrió, pero dicho por usted mismo. Los otros dirigentes están aquí, pueden ser entrevistados, conferencia de prensa, lo que sea, pero usted no. Por eso me interesaba que la gente conozca de boca propia qué es lo que sucedió y su relato de los hechos. Le agradecemos su tiempo.

JA: Calvo, no solo le agradezco la entrevista, sino que en el curso de toda mi militancia política en Salta usted siempre ha revelado una preocupación para que las cosas se pongan en claro por medio de la voz de sus protagonistas.

LEER MÁS

El congreso del Partido Obrero de Salta ofrece una invalorable lección política Escribe Mesa Ejecutiva del Partido Obrero (Tendencia)

VER MÁS

Suscribite a Política Obrera