Córdoba: se conformó el comité contra la presencialidad

Escribe María Rosa - Tribuna Docente (T) Córdoba

Tiempo de lectura: 2 minutos

Contagiados por la lucha que llevan adelante compañeros docentes de otras provincias, Tribuna Docente Tendencia de Córdoba, convocó a un plenario abierto del que participaron diez compañeros docentes, estudiantes universitarios y el compañero German Lavini, de la dirección nacional de Tribuna Docente (T). Los compañeros expusieron las distintas situaciones por las que atraviesan cotidianamente en el marco de la “presencialidad”.

La situación docente en Córdoba no es distinta a la de los docentes del resto del país. En la provincia de Córdoba, hay 18 departamentos considerados en “alto riesgo epidemiológico”. Según la ministra de salud, estamos frente a la peor situación desde que llegó la pandemia a nuestro país. En este cuadro, sin embargo, Schiaretti insiste con la presencialidad en las aulas, a pesar de las muertes de compañeros docentes en Córdoba y en todo el país, por Covid-19.

El sindicato -UEPC- sólo se muestra a través de comunicados con las condolencias hacia los familiares de los docentes fallecidos, exigiendo el cumplimiento del protocolo y cierres focalizados, cuando la lista de muertos ya desmentido largamente la mentira de la “presencialidad cuidada” y la “escuela segura”. La conducción de UEPC es, a esta altura, una extensión del ministerio de educación. No denuncia, por caso, que durante todo el 2021, el gobierno de Schiaretti no destinó un solo peso para garantizarle la conectividad de estudiantes y docentes ni preparó los establecimientos escolares sabiendo que esta situación iba a continuar.

La intención de mantener las escuelas abiertas no tiene nada que ver con una preocupación pedagógica, es evidente. El desborde y la desorganización administrativas, el doble trabajo que requiere la educación bimodal, las presiones de directivos que obligan a docentes con dispensas a asistir a los lugares de trabajo, las burbujas aisladas, la falta de condiciones para que se cumpla el protocolo básico, la carga horaria de docentes que deben asistir hasta a cinco escuela para tener un salario básico, no permiten garantizar ningún ´proceso educativo´, sino mayor exposición al contagio y muertes en la comunidad educativa. La presencialidad es una demanda de los capitalistas de la industria, el comercio y la educación – incluido el clero.

Luego de un debate e intervenciones, el plenario resolvió formar el comité contra la presencialidad en Córdoba, impulsar un grupo de WhatsApp para mantenernos organizados, sacar un afiche para recorrer las escuelas y convocar a una nueva reunión.

Por la presencialidad en pandemia contagia y mata.

Suscribite a Política Obrera