Rebelión en el sanatorio Méndez

Escriben Carolina Meneses y Maxi S. Cortés

Tiempo de lectura: 1 minuto

El viernes pasado los trabajadores del sanatorio Méndez se autoconvocaron en el hall central para reclamar un aumento salarial. El sanatorio Méndez presta servicios a Osba, la obra social de los trabajadores municipales de la ciudad de Buenos Aires afiliados a Sutecba. La rebelión de sus trabajadores es el corolario de un enorme malestar acumulado por años.

Hace semanas que los trabajadores vienen denunciando el colapso del sanatorio, que tiene totalmente ocupadas las camas de terapia intensiva. Trascendió a los medios por el fallecimiento de un paciente por no poder acceder a una cama, pero los trabajadores denuncian que los enfermos de Covid sobrepasan todas las posibilidades del sanatorio y que los fallecidos ya son varios más. Dicen los trabajadores del Méndez “ya no sabemos qué hacer, tenemos que elegir quién vive y quién no”. Por otro lado, tampoco hay personal suficiente, por lo que las autoridades han decidido cancelar los días de descansos y reducirlos a uno por mes, sujeto a evaluación de la situación del sanatorio.

Todo el peso de la crisis recae sobre las espaldas del personal que viene exhausto del año pasado, que cobra como salario inicial 40 mil pesos. El trabajo de riesgo o especializado percibe una bonificación de tan solo $350, en circuitos cerrados como terapia intensiva y unidad coronaria, cuando en el sector privado esto no se paga menos de $5.000. La miseria salarial provoca la rotación permanente de personal.

En 2019, los trabajadores de enfermería del sanatorio fueron atacados violentamente por una patota de la burocracia que encabeza Amadeo Genta, por haber osado manifestarse por el reconocimiento de la profesionalidad de la carrera de enfermería. Los trabajadores trabajan literalmente en la boca del lobo. No tienen representación gremial ya que sus propios representantes, es decir Sutecba, son sus patrones.

Pero el miedo y la falta de representación no han paralizado a los compañeros. La acción autoconvocada se abre paso en todos los hospitales y sanatorios. De cara al 12M, día de la enfermería, el reclamo de los trabajadores del Méndez calienta los motores de la paritaria del personal municipal.

Suscribite a Política Obrera