Bariloche: “Contundente rechazo al aumento del boleto en la audiencia pública”

Escribe Elena Florín

Tiempo de lectura: 2 minutos

Así titularon los diarios de Bariloche el resultado de una audiencia pública que fue muy controversial. Su realización, aunque no es vinculante, es un requisito para que el Ejecutivo pueda dictaminar un aumento. En esta ocasión se pretende llevar el boleto de $41 a $94, un incremento de 130%.

La audiencia había sido convocada para el 4 de mayo a las 8 horas. La multisectorial por el transporte público reclamó cambio de horario porque se lo consideraba restrictivo para la participación de los usuarios. Se presentó un amparo ante la justicia que resolvió una reunión de conciliación entre el gobierno y la Multisectorial y se convocó una nueva audiencia el 27 de mayo a las 18 horas, y que sería semipresencial. Resultó que esa fecha cayó en plena vigencia del DNU nacional que limitaba la circulación entre las 18 y las 6. El gobierno realizó una maniobra que consistió en abrir la audiencia y llamar a un cuarto intermedio hasta el 1 de junio a las 18. Pero un decreto provincial del 29 de mayo prohibe taxativamente la realización de actos públicos, sociales, protocolares y eventos festivos. Nuevamente exigimos la suspensión al gobierno que nos fue negada y aseguró que estarían garantizadas las condiciones sanitarias. Entonces presentamos un nuevo amparo que nos negó el requerimiento y la Audiencia se realizó en un gimnasio con la presencia los oradores, funcionarios y personal municipal.

Toda esta pulseada entre usuarios y gobierno refleja, a su modo, la lucha por la salud y contra el abusivo aumento del transporte. El apuro por realizar la audiencia en plena pandemia, siendo Bariloche ciudad de Alto Riesgo Epidemiológico y prácticamente sin camas de Terapia Intensiva disponibles, además de incumplir con el decreto provincial responde a las exigencias de la empresa para ser autorizada a casi triplicar el valor del boleto. Sin audiencia no hay aumento.

Los trece oradores expresamos unánimemente el rechazo al aumento con sólidos argumentos. En primer lugar, la brutal crisis social en Bariloche a causa de la suspensión del turismo. Con un crecimiento de los comedores y merenderos populares nunca visto, por la miseria generalizada; con salarios bajo la línea de pobreza es imposible pagar el tarifazo propuesto.

También se planteó la apertura de los libros contables para verificar ingresos y egresos. No hay ninguna confianza en las cifras expuestas por la empresa.

Se exigió una comisión de usuarios y trabajadores de la empresa que investigue el destino de los millonarios subsidios de Nación, Provincia y Municipio que agrega el subsidio al combustible!

Se cuestionó el mal funcionamiento del servicio que cambia recorridos, horarios, baja la frecuencia, lo que hace que viajemos hacinados aumentando el riesgo de contagios.

También se reprochó los reiterados atrasos en el pago a los choferes, quienes naturalmente responden con el paro y a población queda a pie cada comienzo de mes.

Varios oradores plantearon la municipalización bajo control y gestión de los trabajadores y se evocó la histórica experiencia de Transportes del Oeste.

El dictamen del Ejecutivo se dará el 15 de junio. La Multisectorial presentará nuevas objeciones a la Audiencia y prepara una movilización para esa fecha para reclamar con más fuerza: ¡no al aumento!

Suscribite a Política Obrera